A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Carvajal, Alfonso

Cartagena de Indias, 10/4/1958. Escritor y editor. Ha publicado: El desencanto de la eternidad, Memoria de la noche, Un minuto de silencio, Los poetas malditos, un ensayo libre de culpa, Pequeños crímenes de amor y Hábitos Nocturnos.

Leer más...

Libros publicados Poesía: Un minuto de silencio (1992) y Memoria de la noche (1998) Sus poemas han sido incluidos en Panorama inédito de la poesía colombiana (Procultura, 1986); en la antología bilingüe de poesía colombiana de la revista parisiense Creaciones y en la antología de Poesía colombiana (1931-2005) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Narrativa: El desencantado de la eternidad (1994) y Hábitos nocturnos (2008) Con el libro de cuento El ciego obtuvo el segundo lugar en el Concurso Nacional de la ciudad de Barrancabermeja (2005). También publicó Los poetas malditos: un ensayo libre de culpa (2000)

Es columnista literario del periódico colombiano El Tiempo, y ha publicado artículos literarios en revistas como Casa de las Américas, Semana Libros, Número y Arcadia. Ha sido editor de autores como Germán Espinosa, Noé Jitrik, Gutiérrez Girardot, Mario Monteforte, Fernando Charry Lara, Roland Anrup, Miguel de Francisco, Santiago Mutis Durány Evelio José Rosero, entre otros.



Los más leídos  


El poder de Scherezade

Por Alfonso Carvajal*

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La globalización contemporánea nos dejó una Bagdad arrasada por los Estados Unidos de Bush. Una imagen de ruinas y desfalcos morales. Afortunadamente, siempre aparece la literatura para dar brillo a la ciudad de Las mil y una noches, y dejar constancia de la riqueza de su legado milenario.

Las bombas inteligentes que mataron vidas inocentes no lograron silenciar el poder de la palabra. En Voces del desierto, Nélida Piñon, con una exquisita sensibilidad, nos vuelve a contar la historia, pero desde las orillas íntimas de sus protagonistas.

 

Las bombas inteligentes que mataron vidas inocentes no lograron silenciar el poder de la palabra. En Voces del desierto, Nélida Piñon, con una exquisita sensibilidad, nos vuelve a contar la historia, pero desde las orillas íntimas de sus protagonistas. Este libro nos sorprende por la maravillosa capacidad del lenguaje para fabular con una nueva mirada acontecimientos que hacen parte de la biblioteca de la cultura de la humanidad.

La escritora brasileña, nos relata la vida de la hija del Visir, Scherezade, que en un acto de valentía abandona su comodidad; y retando a la muerte, por encima de la voluntad de su atribulado padre, emprende la aventura de meterse en la cama del Califa para encontrar sosiego. El califa, por decreto público, luego de desposar a las doncellas de la ciudad, las manda ejecutar sin compasión. Sólo con su cuerpo y la imaginación la bella Scherezade, desafía al tirano contándole relatos para detener la barbarie y también para anunciar al déspota el alma popular de sus súbditos y amansar su frío corazón.

Nélida Piñon, nos introduce en la otra cara de lo que conocemos de antigua mano; además de centrarse en la espinosa relación, ahonda en temas como el poder, las miserias humanas, la solidaridad de género y en el erotismo, con atildada elegancia, en su lenguaje de gestos que desatan las pasiones desde la lujuria, hasta los desengaños y la discordia: “A la luz del candil, su pubis oscuro, en cuya raja cerrada introdujo, de un solo golpe, el miembro autoritario”.

Con voz de flauta y laúd, la mujer, después de cada cópula con un hombre al que no ama, al que seduce para no derramar más sangre, resiste ante la angustia del lector, sumisa y con la claridad por dentro a “la aventura narrativa y a la pasión por la justicia”. Y la escritora nos desnuda la personalidad del califa, cuya frialdad radica en una traición de amor, que lo vuelve reiterativo y nos recuerda al marqués de Sade, de alma y cuerpo de hielo, como una máquina sin sentimientos, que nunca encuentra la satisfacción, porque la llama del amor no ha tocado su desviada integridad.

La Piñon da la vuelta al mito, y lo hace más terrenal; el sacrificio de Scherezade la lleva a salvar la moral de todos a través del lenguaje. Y esa imagen glorifica la memoria.

 

ag/ac

 

*Escritor, comentarista literario y cronista colombiano.