A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Fue vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Lationamericano de Periodismo José Martí 1990. Es autor de más de quince libros, entre otros, Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina, Mujeres del Siglo XX, La rebelión de los indios, Apuntes sobre fútbol, Con sabor a gol -fútbol y periodismo- y El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-.



Los más leídos  


Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Había una vez un monstruo que lanzaba agua por todos los rincones. Era un monstruo un poco estrafalario, un poco locateli, un poco derrotado, pero con una profunda pasión en su mirada. La humedad de sus ojos y el agua que lanzaba por los rincones, hacían de su vida una mojadura, o sea una mojada locura. Cuando sonreía, creia que la humedad de sus ojos mojaba el corazón de las personas queridas, y mojaba también su corazón.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

¿Por qué un escritor deja de escribir o escribe sin publicar? ¿Cuáles son los  motivos  ocultos para tomar una decisión que puede marcar su vida? ¿En  qué momento de la vida un escritor puede decidir que ya no lo es?

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

No será tu día el día señalado. No será tu tierra la tierra prometida. No será tu patria la patria liberada. No será tu historia la historia de los héroes. No será tu dios el que te salve algún día. No será el dinero el que te haga vivir. No estará caliente el mate de tus sueños.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

En el mundo actual parece difícil recordar a Luis de Góngora. Parece difícil pensar que su poesía sigue vigente. Sin embargo, hay poemas que haciendo una abstracción del momento histórico, son totalmente actuales. Por ejemplo, “Ándeme yo caliente y ríase la gente”, una letrilla popular, burlesca, irónica, mediante la cual el poeta hace una especie de parodia de la realidad, desmitificando la poesía del Renacimiento.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina



Si alguna vez me muero, no será en París con aguacero, será de tristeza. De tristeza por no haber hecho lo que debía, por no haber puesto la mira en un blanco certero. Si alguna vez me muero será de tristeza enamorada, de tristeza globalizada, de tristeza por tantas derrotas y alguna victoria, de tristeza por los que huyen de su tierra y por los que no tienen tierra; de tristeza por los niños que crecen en lugar de seguir siendo niños; de tristeza por quienes creen que un dios los sacará de la tristeza.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Se cumplieron cien años de la revolución rusa, y vi que se escribieron montones de palabras sobre el hecho. Y vi también que el hecho sigue siendo un punto de partida y de llegada. Y que los medios de comunicación, a veces quieren ocultar el lugar de partida, pero no pueden.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina


 
Hay épocas propicias para sembrar ruiseñores. En realidad, todas las épocas son propicias para sembrar ruiseñores. Pero hay unas más propicias que otras, claro está. Los ruiseñores cantan en otoño a la llovizna, en primavera cantan al viento. En la noche y en el día saben cantar.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Las ciudades pueden ser el comienzo o el final de un camino. También pueden ser un lugar de descanso en el camino. O tal vez pueden ser un lugar de tumulto en el camino. Hay ciudades que pueden ser el propio camino y hay otras que están fuera del camino.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El mundo esta lleno de sombras. Las sombras son casi casi una población paralela en las calles de las ciudades. Hay sombras entre los edificios. Hay sombras en las miradas. Hay sombras en las licorerías. Hay sombras en los parques. Hay sombras en los corazones. Hay sombras del otro lado del sol y de la luna. Hay sombras en la luna, sombras en los distintos lugares del sentimiento, y en los distintos lugares del pensamiento.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Paradoja

Los escritores utilizan la literatura como una forma de liberar sus silencios individuales y colectivos. La paradoja es que son libres y prisioneros al mismo tiempo. Es algo raro, porque los escritores están presos de sus silencios, presos de sí mismos, de sus personajes, del espacio geográfico y de sus propias vidas. Pero, por otro lado, como me decía alguna vez Gonzalo de Freitas, un viejo periodista uruguayo, son los seres más libres: pueden inventar vidas, modificar historias, matar sin castigo y sin culpa, amar y odiar sin penitencia o recompensa.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La primera vez que vi a Daniel fue en un recital durante la campaña del Frente en 1971 en un comité de base cerca de mi casa, ubicado en Juan Paullier. Yo era un gurí. Mi hermano mayor estaba preso.

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Adiós muchachos

¿Qué decir hoy que no sea el panfleto acostumbrado repetitivo de unos, o la cola de paja de otros que recuerdan al Che como “algo de la juventud”?

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La Estaca

Catalunya se ha hecho sentir en las calles, manifestándose por el derecho a decidir su futuro, manifestándose contra un poder central de España concentrador y denunciado muchas veces por corrupción. Un poder que llevó a la quiebra al país. Un país que todavía tiene la herida abierta de la guerra civil, con una monarquía muy cuestionada y un tanto ridícula.

 

Por Kintto Lucas*

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Hubo uno allá en la Mancha,
que se le secó el cerebro
entre el poco dormir y el mucho leer,
uno que le gustaban los libros de Feliciano Silva
aquel que habló de las sinrazones,
como si se tratará de huracanes
que se abren camino entre la tierra
y queman la mirada de los incrédulos,
Quijotes y Sanchos perdiendo el sano juicio.

Entonces, cabe una pregunta:
¿Cuales serán las razones y las sinrazones
de Irma para mover los mares hasta la tierra,
juntar todos los vientos en uno,
quebrar la vida hasta las lágrimas
y hacer del día oscura noche?

No faltará quien diga
que Irma y sus razones, o sin razones,
son parte de las tantas plagas
que se le olvidaron contar a Moisés
en su libro más conocido.
Plagas que no se olvidan,
como las novelas de Feliciano de Silva,
que tanto gustaban a Don Quijote
por la claridad de su prosa
y su pensamiento profundo: 
la razón de la sinrazón que a mi razón se hace,
de tal manera mi razón enflaquece.

También hay razones que no se olvidan,
incluso a quienes se les secó el cerebro,
no por leer libros de caballería
sino por creer que el mundo de las cosas
es más importante que el mundo de los humanos,
como dijo otro Quijote más allá de la Mancha.

En todo caso, ni Cervantes, ni Moisés
ni la fantástica imaginación
de todos los autores de la Biblia,
podrían describir a Irma
y a su hermanos que vuelan por el Caribe,
como si se tratara de plagas en el Egeo,
ese momento de la vida y la muerte
en que se juntan la belleza y el espanto.

Sin embargo, una cosa está clara:
Irma es la razón de la sinrazón
de los que se les secó el cerebro,
ni de Don Quijote, ni de Feliciano de Silva,
ni de Rocinante, ni de Moisés.
Además, hay que tener en cuenta
que la Mancha no es un huracán,
y el cambio climático no es una plaga
que preceda a los diez mandamientos.

ag/kl

 

*Periodista y escritor uruguayo-ecuatoriano.
 

Por Kintto Lucas*

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina


Un día, un tal Jesús
expulsó a unos mercaderes de un templo,
entonces lo mandaron a prisión
y luego lo crucificaron.
Para los mercaderes,
el tal Jesús era un revoltoso.

 
Se encontraron 56 artículos.