A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Fue vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Lationamericano de Periodismo José Martí 1990. Es autor de más de quince libros, entre otros, Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina, Mujeres del Siglo XX, La rebelión de los indios, Apuntes sobre fútbol, Con sabor a gol -fútbol y periodismo- y El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-.



Los más leídos  


Por Kintto Lucas*

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Ella está todavía aturdida por el ruido que provocó el derrumbe de diez, de cientos de casas caídas anoche. Si bien la suya no cayó, tuvo algunos daños. Dice a su hijo que no se separe y repite muchas veces: ¿qué vamos a hacer? ¿A dónde vamos a ir? Luego observa el mar, que hoy también aturde, y vuelve a mirar su casa.

 

Por Kintto Lucas*

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina


Hay muchas clases de optimismos y de optimistas…

El optimismo de los funcionarios de un gobierno que se mienten a sí mismos, y creen que todo está muy bien, es el optimismo burocrático.

El optimismo del anarquista, que aspira un día ver al mundo creyendo en las ideas de Bakunin pero sabe que eso no ocurrirá, es el optimismo utópico.

El optimismo del novelista que crea personajes pesimistas es el optimismo de ficción.

El optimismo del jugador, que siempre gana cuando juega a la ruleta, a la lotería, a la quiniela, pero cada vez está más pobre, es el optimismo ilusionado.

El optimismo del tomador que siempre cree estar tomando la penúltima copa, es el optimismo alcohólico.

El optimismo del empresario que, tras una catástrofe natural o una guerra ve negocios disfrazados de solidaridad o reconstrucción, es el optimismo capitalista. Ese sí es un optimismo casi siempre ganador.

El optimismo del político que dice trabajar por los pobres pero acumula dinero of shore o en casa, es el optimismo farsante.

El optimismo del trabajador, que sobrevive con su salario, pero no deja de luchar por sus derechos y cree que mañana todos seremos iguales, es el optimismo proletario.

El optimismo del “izquierdista” que se acomoda en un cargo y cambia los principios por el interés, es el optimismo oportunista.

El optimismo del pesimista, en cambio, es un optimismo derrotado de antemano. Juan Carlos Onetti fue un buen exponente de esa clase de optimistas.

En fin, el ser humano es optimista por naturaleza, incluso siendo pesimista…

ag/kt

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.
 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La gente busca a su gente, busca sus cosas, busca una mínima razón para tener una esperanza mínima. Es como un río salido de su cauce que intenta encontrar un rumbo en medio de la oscuridad. Es como un árbol el río caído junto al mar. Las casas son árboles caídos junto al mar. Pero de repente aparece una niña desde las raíces de una casa, desde las raíces de un árbol.

 

Un aporte a la reflexión colectiva de la izquierda latinoamericana

 

Por Kintto Lucas*

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

De paso por Quito, conversamos  con el teólogo de la liberación  Frei Betto, quien fuera asesor del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva,  sobre el momento por el que atraviesa su país, las diferencias entre los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff; los errores de los gobiernos progresistas, la relación entre éstos y los movimientos sociales, la irrupción del Papa Francisco y las contradicciones en la Iglesia Católica, entre otros temas de interés. 

 

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de PL

 

1. LA ENSEÑANZA de dos sirios a dos fascistas alemanes.

Me cuentan una historia muy interesante que ocurrió estos días en Alemania. Un auto en el que iban dos partidarios del NPD (Partido Nacional Demócrata Alemán, de ultraderecha), chocó contra un árbol. Los dos resultaron heridos. Pero justo en ese momento pasaban por ahí en un bus dos hombres, que al ver el accidente, se bajaron para ayudarlos. Les dieron los primeros auxilios, que a la postre sirvieron para salvarlos. Esas dos personas eran refugiados sirios. El auto tenía propaganda del NPD que decía “Acabemos con el islamismo” y otras frases xenófobas por el estilo.  A los dos sirios refugiados no les importó eso. Prefirieron ayudarlos para salvarles la vida. Fue casi una ironía del destino, pero también una enseñanza de vida…

 

Por Kintto Lucas

Especial para Firmas Selectas, de Prensa Latina

 

 

Por Kintto Lucas


Especial para Firmas Selectas*

 

Diciembre 2 de 2010 (miércoles). Poco antes de viajar a Cuba para participar en una de las Vigilias por la Democracia que, luego del intento de golpe de Estado en Ecuador, coordiné en distintas ciudades del mundo, me llaman de Ecuadorinmediato para conversar sobre el significado de los cables diplomáticos difundidos por Wikileaks y la persecución que se iniciaba a Julián Assange.

 

Por Kintto Lucas

Especial para Firmas Selectas*

 

En septiembre de 1976 los militares uruguayos colocan en la presidencia a Aparicio Méndez y decretan los Actos Institucionales 3 y 4 con los que se proscribe a la mayoría de los dirigentes políticos. El 20 de octubre se decreta el Acto Institucional Número 5 limitando la vigencia de los derechos humanos si lo requería la seguridad interna del país.

 

Por Kintto Lucas

Especial para Firmas Selectas*

 

Cuando se murió nuestro viejo con 47 años, vos tenías trece y yo iba a cumplir los dos, Joaquín estaba con once, Omar tenía nueve y Daniel seis. Médico de pueblo jugado por la gente en aquel Constitución de fines de los 50 y comienzo de los 60, golpeado por la pobreza de caña de azúcar y cañeros, o “peludos” como les decían, hizo de la medicina una forma de lucha social. Hombre libre, reivindicaba la ética en la construcción de un mundo mejor, del templo social. Batllista de ley, ateo, masón, gran tipo. Me hubiese gustado conocerlo...

 

Por Kintto Lucas*

Especial para Firmas Selectas/Prensa Latina

 

El 24 de diciembre de 2010 fue un día importante para las relaciones entre Ecuador y Palestina. Ese día Ecuador reconoció a Palestina como Estado con las fronteras de 1967 y me tocó cumplir un papel en ese reconocimiento. Pero también se demostraba el profundo afecto de los ecuatorianos por el pueblo palestino. Ese día también recordé al gran poeta Mahmud Darwish. Fue un día simbólico.

 

(por Ayotzinapa)

Especial para Firmas Selectas / Prensa Latina

 

Por Kintto Lucas *

 

hay un río de calabazas que corre sin agua por México

sin agua corre ese río, sin huesos, sin gritos, por México

sin gritos corre ese río, sin manos, sin ojos, por México

sin ojos se va quedando México,

sin ríos, sin agua, sin calabazas,

pero millones de ojos miran a México

millones de ríos desembocan en México

y el agua de los ojos, y el agua de los ríos, es un torrente

que ya nadie podrá parar, sobre México…

 

(Por Don José Artigas)

 

Por Kintto Lucas

Especial para Firmas Selectas, de Prensa Latina

 

Doscientos años no es nada, decían Gardel y Lepera

y decían también que es un soplo la vida.

 

(Por Aylan Kurdi)

 
Por Kintto Lucas

 

Un niño no se pone los mejores zapatos

para morir en el mar,

aunque el Mediterráneo,

de Algeciras a Estambul, sea un cementerio.

 

Por Kintto Lucas*

Corría septiembre de 1989, estábamos en una pequeña oficina del quincenario Mate Amargo del cual él era columnista y yo editor del interior, una zona del Uruguay hasta aquel momento olvidada por la mayoría de la izquierda.

 

(a propósito del traidor y los traidores)

Por Kintto Lucas *

El Uruguay no es un río decía el viejo Aníbal

y tal vez tenía razón,

y tal vez tenía razón de pedirle a las torcacitas que no canten,

porque llora sangre el ceibal.

 

Por Kintto Lucas*

 

Cuando se murió Giuseppe un mes de julio,
estaba algo distraído
y ya no recordaba bien si Lampedusa era una isla.
 
Se encontraron 62 artículos.