A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Sergio Berrocal

Berrocal, Sergio

Periodista y escritor. Nació en Tetuán, Marruecos.
Ejerció el periodismo durante 39 años y medio (1960-1999) en el Servicio en Español Amsud de la Agencia de noticias France-Press y cumplió funciones como corresponsal de ese medio en España y Brasilia. Tiene 15 libros publicados, entre ellos Güisqui con cine, una recopilación de sus crónicas cinematográficas. Es colaborador de Prensa Latina.



Los más leídos  


Por Sergio Berrocal*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Hace bastantes años, aunque no sé exactamente cuántos -porque entonces el tiempo no apremiaba todavía y no tenías interés alguno en llevar una contabilidad-, pasé cuatro o cinco días en Roma buscando el ambiente que muchos años antes había olido, palpado, casi vivido, en La dolce vita, la película rodada por Federico Fellini y estrenada en los míticos años 60.

 

Por Sergio Berrocal*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina


Periodista -aprendió su oficio en el "Kansas City Star", probablemente como auxiliar de Redacción a partir de 1917)-, Ernesto Hemingway fue tan brillante en el ejercicio de esa profesión como en la de escritor. Su principal cualidad, como reportero primero y como corresponsal de guerra más tarde, estribó sin duda en su manera de emplear las palabras. Llegó a reemplazar el impacto de las fotos por las imágenes de su verbo.

 

Por Sergio Berrocal *

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Lo que más sorprende, cuando se penetra en la vida y aventura de los novelistas norteamericanos, es que casi ninguno ha conocido grandes estrecheces mientras trataba de publicar su primera obra. Contraste con los de países menos afortunados, donde la mayoría escribe por placer o termina en la autoedición.

 

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

Por Sergio Berrocal*

Nunca supo que le hubiese gustado tener un final de telenovela, con un beso feliz y no con un balazo en la cabeza como los hombres malos que él retrató más de una vez. Ernest Hemingway profesaba que de lo que mejor se escribe es de lo que se conoce mejor. Y hasta el final se aplicó el cuento y contó una y otra vez su vida, su propia vida, con la migajita de cuento chico que necesita cualquier relato.

 

Por Sergio Berrocal

Guantánamo suena como Guadalcanal, pero no es título de ninguna película bélica de aquellas que los norteamericanos hicieron con mucho talento y más dólares para demostrar al mundo lo bueno que eran en el terrible conflicto de la II Guerra Mundial, en aquellos años cuarenta que tantos héroes cinematográficos parieron.

 

Por Sergio Berrocal*

Desde mi pozo de angustia, una pastillita señorito, de las azules, eso,  oigo a los imbéciles carcajearse. Los mismos cuyos padres, hermanos o abuelos saludaron con el respeto que se merecía los bombardeos atómicos ordenados por Estados Unidos contra Japón, aquel 6 de agosto de 1945.

 

Por Sergio Berrocal

En diciembre de 2011, sorprendí a una concertista talentosa y distinguida que, a la entrada del salón de desayunos del Hotel Habana Libre, regalaba a los indiferentes y hambrientos turistas una serie de melodías que acompañaba en su piano de cola con una sonrisa que no se le caía de la cara.

 

Por Sergio Berrocal*

Ay, Melina, ¿qué harías tú estos días en que gente vestida de gris o de negro quiere borrar tu país del mapa?

 

Todos los que teníamos veinte años en 1960, todos los que amamos hasta la locura inconsciente a Melina Mercouri, aquella dama del cine griego de voz ronca y ojos perdedores, deberíamos estar ya corriendo hacia Atenas para apoyar a esos griegos que los grandes bancos del  mundo se van a devorar sin que nadie levante un dedo para impedirlo.

 
Se encontraron 8 artículos.