A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


Ecuador y las semillas del árbol nuevo

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La gente busca a su gente, busca sus cosas, busca una mínima razón para tener una esperanza mínima. Es como un río salido de su cauce que intenta encontrar un rumbo en medio de la oscuridad. Es como un árbol el río caído junto al mar. Las casas son árboles caídos junto al mar. Pero de repente aparece una niña desde las raíces de una casa, desde las raíces de un árbol.

La niña es una hoja que surge desde la raíces. Desde las duras raíces, el árbol se irá llenando de hojas. Florecerá mañana el árbol. Desde las lágrimas florecerá, y desde cada rincón del Ecuador otro río, otra gente, mojará con agüita sus raíces y ayudará a curar las heridas de sus hojas. Mañana nacerán las semillas del árbol nuevo…

 

Con los  músicos de Bremen en el recuerdo:

“Cierren las fronteras a las armas y ábranlas para los refugiados”

En Bremen, ahí cerquita de donde se recuerdan los músicos creados por los Hermanos Grimm y recreados en todo el mundo, un grupo de personas, tal vez tocadas por la magia de aquellos animalitos exiliados por su dueños, tal vez recordando que la libertad se construye en el viaje -como lo hicieron hace tantos años un burro, un perro, un gato y un gallo-, desde hace 30 años se reúne todos los jueves para pedir por la paz, para rechazar la guerra.

Semana tras semana están ahí. Aunque en estos treinta años decenas de guerras se han llevado a millones, ellos no dejan de luchar su pequeña lucha, porque es una lucha muy grande…

Como hace una semana, o hace veinte años, sus carteles de hoy enseñan a una Europa perdida, a encontrarse: “Cierren las fronteras a las armas y ábranlas para los refugiados”, “Si de derechos humanos se tata, no habría personas muriendo de hambre”. “No a los soldados alemanes en Siria”, “No a la OTAN”.

 

ag/kt

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.