A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


EL suicidio de la semilla transgénica

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

 

 

Sobre la semilla,

ya se escribió bastante,

sobre el dueño de la historia de las semillas,

un poco menos, pero

sobre el dueño de la semilla transgénica,

hay algunas cosas que decir.

 

Como por ejemplo que es un buen amigo

de presidentes, ministros y legisladores,

que nace del dinero

y vive para cuidar el dinero,

que cuidar el dinero

es cuidar la semilla transgénica,

que cuidar la semilla transgénica

es cuidar el monopolio sobre la vida,

que sus buenos amigos,

son muy poca cosa

para el dueño de la semilla transgénica,

que igual cuidan su dinero

cuidando la semilla transgénica,

y que el dueño de la historia de las semillas

se va quedando sin semilla y sin cosecha

por culpa del dueño de la semilla transgénica.

 

A veces, el dueño de la semilla transgénica

es generoso con sus amigos

un día se levantó y dijo:

a mis amigos les debo un regalito.

Entonces fue y les depositó

en sus cuentas off shore,

unos dolaritos para el buen vivir.

 

También habría que decir:

que la semilla transgénica es suicida,

pero el dueño de la semilla transgénica

no lo es.

 

Lo peor de todo,

es que los amigos

del dueño de la semilla transgénica

y los locutores de televisión

no son transgénicos todavía.

 

ag/kl

*Escritor y periodista ecuatoriano-uruguayo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar