A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


Comala

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Vine a Comala porque me dijeron que aquí vivía la muerte, pero la muerte es solo un murmullo. Los murmullos están en el viento, y el viento es polvo en la mirada. Todos los caminos de la mirada  llevan hacia la muerte: en Comala,  el Mediterráneo, Siria, Libia, la frontera del muro, el Aquelarre de Zugarramurdi… Así no vengan a Comala, así no quieran ver,  mis amigos, mis amigas, mis enemigos, mis enemigas: la muerte ya está en sus miradas.

En Comala la muerte es interminable, en los ojos de ustedes no terminará nunca. Encontrarán la voz de la muerte en todos los vientos, en todos los mares, en todas las televisiones, en todos los bancos, en todas las iglesias, en todos los diarios, en todas las calles, en todos los farsantes, en todos los niños y niñas bien, en todas las filosofías, en todas las literaturas, en todas las virtudes, en todos los que se creen virtuosos y las que se creen virtuosas, en todos los amores, en todos los odios, en todas las camas, en todas las sillas, en todas las escaleras, en todos los escritorios, en todos los sótanos, en todas las azoteas, en todas las guerras y en la que llaman paz...

En Comala todos son hijos de la muerte, como en Wall Street. Ustedes y yo,  que no hacemos nada contra ella, también lo somos... Aunque se escondan, aunque le teman, aunque le rueguen a cualquier diosito, aunque se hagan víctimas, aunque lloren, aunque se crean unas santas y unos santos, ustedes y yo también somos hijos de la muerte. Todos somos hijos de la muerte… en Comala y en cualquier lugar…

ag/kl

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.