A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


Kiyiya Vuran Insanlik

(Por Aylan Kurdi)

 
Por Kintto Lucas

 

Un niño no se pone los mejores zapatos

para morir en el mar,

aunque el Mediterráneo,

de Algeciras a Estambul, sea un cementerio.

Kıyıya Vuran İnsanlik dicen en Turquía,

por el naufragio de la humanidad.

Pero los niños, no deciden naufragar,

zozobrar en una barca o terminar en una playa,

en la arena, boca abajo,

los niños no deciden morir en el mar.

 

La vieja Europa, que siguió a Estados Unidos

en el naufragio de Libia primero y en el de Siria después

tendrá en sus entrañas

grabada para siempre la muerte de un niño,

de cientos, de miles de niños.

 

Surgida de guerras sin ataúdes,

esos atuendos innecesarios de la muerte,

la Vieja Europa conoce de cementerios

desde que se conoce a sí misma,

pero debería saber que Aylan Kurdi

es uno de los tantos que no eligieron naufragar.

 

Las islas de Grecia que la troika quiere privatizar

son ahora entrada al cementerio europeo

y hay niños en el mar

miles de luces en el mar.

 

Decía Serrat que el alma del Mediterráneo

es profunda y oscura,

y cuando lo decía, la humanidad ya había naufragado

pero no nos habíamos dado cuenta…

 

ag/kl

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.