A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


No creo en la mentira…

Por Kintto Lucas

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

No creo en la mentira sino en la ira, nunca en el destino sino en el vino, jamás en el secreto sino en el reto. No en el abismo sino en el seísmo, nunca en la promesa sino en la marsellesa, jamás en lo que se nombra sino en su sombra.

No creo en la miseria sino en la feria, nunca en la pradera sino en la pantera, jamás en la fiera vencida sino en su vida. No en el bostezo sino en el beso, nunca en el brazo sino en el abrazo, jamás en los celos sino en lo oculto detrás de los velos.

No creo en la argolla sino en la claraboya, nunca en el rocío sino en el río, jamás en la corriente sino en la vertiente. No en la historia sino en la memoria, nunca en la mirada sino en la cascada, jamás en los retazos sino en los pasos.

No creo en la moral sino en el ojal, nunca en el paredón sino en el peñón, jamás en el dogal sino en el umbral. No en la hiel sino en la miel, nunca en el recato sino en el olfato, jamás en singular sino en plural.

No creo en el vaso medio lleno sino en el agua del sereno, nunca en el bien ni en el mal sino en el sabor del tamal, jamás en la llave de la puerta sino en la ventana siempre abierta. No en el consumo sino en el humo del churumo, nunca en el juego sino en el fuego, jamás en los nubarrones sino en los escalones.

No creo en los dueños sino en los sueños, nunca en los viajes a Plutón sino en la madera del bastón, jamás en los muros de una frontera ni en las estrellas de una bandera sino en el cobijo de una pollera.

No en las armas sino en las palmas, nunca en la vida o la muerte y mucho menos en la suerte, jamás en la palabra usada sino en la palabra osada. No creo en el farsante sino en el aguante, nunca en la hipocresía sino en el vuelo del águila harpía, jamás en la coeficiencia sino en la conciencia.

No en el tajo sino en el badajo, nunca en el altar sino el amar, jamás en un dios que castiga sino en la espiga. No creo en el lente sino en el puente, nunca en el jamás sino en el vendrás, nunca en el revés sino en el después…

ag/kl

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.