A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Castro Herrera, Guillermo

Panamá, 04-09-50 Doctor en Estudios Latinoamericanos, Facultad de Filosofía, Universidad Nacional Autónoma de México, 1993-1995. Maestría en Estudios Latinoamericanos, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Nacional Autónoma de México, 1977-1979. Licenciado en Letras, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, 1968-1973.

Leer más...

Fundación Ciudad del Saber, Panamá: Vicepresidente de Investigación y Formación, 2013 a la fecha.

Algunas publicaciones:

El Agua entre los Mares. La historia ambiental en la gestión del desarrollo sostenible. Editorial Ciudad del Saber. Colección El Saber de la Ciudad. Ciudad del Saber, Panamá, 2008.

Para una Historia Ambiental Latinoamericana. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2004. Naturaleza y sociedad en la historia de América Latina. CELA, Panamá, 1996.

Distinciones Miembro, Consejo Internacional del Proyecto José Martí de Solidaridad Mundial. Investigador Asociado y Miembro del Comité de Honor, Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre, La Habana, Cuba. 16 de junio de 2006. Presidente, Sociedad Latinoamericana y Caribeña de Historia Ambiental, abril 2006 a abril 2008.

Distinción Por la Cultura Nacional, otorgada por el Ministerio de Cultura de la República de Cuba. Resolución No. 107, La Habana, Cuba, 19 de julio de 2002.

Premio Casa de las Américas, sección de ensayo, La Habana, Cuba, 1994, con el libro Los Trabajos de Ajuste y Combate. Naturaleza y sociedad en la historia de América Latina.



Los más leídos  


Por Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“Ciencia es el conjunto de los conocimientos humanos aplicables a un orden de objetos, íntima y particularmente relacionados entre sí. […] Es el fundamento de conocer: no es el resultado de haber conocido.”[1]
                                                                   José Martí

 

Para Rosa Luxemburgo,  en 1903, el estancamiento en el desarrollo del legado de Marx proclamado por buena parte de la intelectualidad socialdemócrata de su tiempo correspondía en realidad al hecho de que “la más valiosa de sus enseñanzas, la concepción materialista dialéctica de la historia” apenas se presentaba “como un método de investigación, unos cuantos pensamientos geniales […], que nos abren perspectivas infinitas para el pensamiento independiente.”

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“Contra la verdad, nada dura: ni contra la Naturaleza.”
José Martí [1]

 

La historia ambiental, dijo alguna vez Enrique Leff -uno de los fundadores del nuevo pensamiento ambiental latinoamericano- es la historia del concepto de ambiente. No le falta razón en cuanto cada época va dando forma a sus grandes conceptos en la medida en que se hacen necesarios para el razonar sobre sus propias contradicciones y sus conflictos.

 

Por Guillermo Castro *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Del siglo XVI acá, el sistema mundial creado por el capitalismo en su fase ascendente se fue viendo dotado de una geocultura (Wallerstein dixit) que orientaba su desarrollo y legitimaba su accionar. De allí nos viene aquella serie de dicotomías que organizaron una parte considerable del pensar en ese proceso.

 

Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El lenguaje es la forma material de la conciencia. Podemos comprobarlo en las transformaciones que van ocurriendo en el lenguaje del ambientalismo a medida que este va comprendiendo y asumiendo la complejidad y la riqueza de las relaciones entre nuestra especie y el entorno natural. Esto, naturalmente, ocurre en todos los campos del saber, como en la relación entre esos cambios.

 

Por Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

Conocer es resolver.
Conocer el país, y gobernarlo conforme al conocimiento, es el único modo de librarlo de tiranías… Los políticos nacionales han de reemplazar a los políticos exóticos. Injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas.
                                                                                           José Martí[1]

 

El mercado es una estructura social para el intercambio de bienes y servicios. En su desarrollo hay dos momentos característicos. Uno el del intercambio de excedentes ocasionales en sociedades primitivas, y otro el de la producción de excedentes con destino al intercambio en sociedades civilizadas que habían culminado la transición a la agricultura y a la división del trabajo. Por esa vía se constituyó el gran mercado de México, Tenochtitlán, que asombró a los conquistadores europeos por la diversidad de su oferta y por su organización y  limpieza, sin equivalentes en las tierras de donde procedían.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La historia aborda el pasado a la sombra de los temores y la luz de las esperanzas que nos inspira el futuro. Desde ese claroscuro tan propio de nuestro tiempo, la historia ambiental se ocupa de las interacciones entre los sistemas sociales y los naturales mediante procesos de trabajo socialmente organizados, y de sus consecuencias para ambos a lo largo del tiempo.

 

Por Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El interés por el mundo natural como ámbito del desarrollo de la especie humana es muy antiguo. Valga recordar que cuatro mil años atrás el primer libro del Viejo Testamento -no en balde llamado Génesis-, presenta ese ámbito como un todo estructurado, resalta el trabajo como medio de relación con el medio natural, y a esa relación como fuente de conflictos ambientales, como el que llevó al agricultor Caín a asesinar al pastor Abel.

 

Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El pasado 1 de julio, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, presentó ante la Asamblea Nacional el Informe a la Nación sobre el desempeño del gobierno a su cargo en su primer año de gestión. Como era de esperar, el Informe enfatizó en lo que ese gobierno considera los dos mayores problemas que enfrenta su gestión.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

“Lo que acontece en la América española no puede verse como un hecho aislado, sino como una enérgica, madura y casi simultánea decisión de entrar de una vez con brío en este magnífico concierto de pueblos triunfantes y trabajadores, en que empieza a parecer menos velado el Cielo y viles los ociosos. Se está en un alba, y como en los umbrales de una vida luminosa. Se esparce tal claridad por sobre la Tierra, que parece que van todos los hombres coronados de astros.”
                                                                                           
José Martí, 1883[1]

 

Suele decirse que José Martí -hijo de una Hispanoamérica atrasada, cuyas élites de fines del siglo XIX veían al moderno sistema mundial como un campo de batalla entre la civilización y la barbarie- vino a entrar en contacto con las luchas de la clase obrera durante su exilio en Estados Unidos entre 1881 y 1895. Eso no es del todo cierto. Durante su exilio de juventud en España, entre 1871 y 1875, Martí había recibido una formación liberal democrática que, si bien lo llevaba a rechazar el ejemplo de la Comuna de París en 1871, lo interesó también en los problemas de los trabajadores.

 

Por Guillermo Castro Herrera*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

A los trabajadores cubanos de la salud,
que hacen realidad el llamado de José Martí
a comprender que patria es Humanidad.

 

La premisa fundamental para una historia ambiental de la salud radica en el hecho de que la enfermedad y la muerte son hechos naturales, pero la salud es un producto del desarrollo social, y un excelente indicador de la calidad de ese desarrollo.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“En la naturaleza nada ocurre en forma aislada. Cada fenómeno afecta a otro y es, a su vez, influenciado por éste; y es generalmente el olvido de este movimiento y de esta interacción universal lo que impide a nuestros naturalistas percibir con claridad las cosas más simples.”
                                                                    Federico Engels, 1876[1]

 

La pandemia del coronavirus nos ofrece una oportunidad  para recordar que la enfermedad y la muerte son hechos naturales, mientras que la salud es un producto del desarrollo social. Esto permite entender que el estado de salud de nuestra especie, en lo grande como en lo pequeño, expresa la calidad de las relaciones de los seres humanos entre sí y con su entorno natural a lo largo del tiempo.[2]

 

Por Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“Patria es humanidad, es aquella porción de la humanidad que vemos más de cerca, y en que nos tocó nacer;[…] Esto es luz, y del sol no se sale.”
                                                                                                   José Martí[1]

 

Los hijos de nuestra América nos hemos debatido por largo tiempo al interior de una cultura que ha llegado a ser hecha universal por el desarrollo del mercado mundial del siglo XVI acá. Como tal, esa cultura nos presenta a un tiempo elementos de subordinación y  liberación, que nos permiten participar desde nosotros mismos en las luchas que hoy ponen en jaque a la superestructura (global) de ese mercado. Baste, al respecto, el ejemplo de nuestros puntos de partida en ese proceso de participación en la obra de José Martí y José Carlos Mariátegui, y el papel que en cada uno desempeñó la conciencia del vínculo entre lo universal y lo particular.

 

Por Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“Injértese en nuestras repúblicas el mundo,
pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas.
Y calle el pedante vencido que no hay patria en que pueda tener el hombre más orgullo que en nuestras dolorosas repúblicas americanas.”
                                     José Martí, 1891[1]

 

¿De dónde viene nuestra América, adónde va? Ha sido, será constante la batalla de ideas en torno a estas preguntas, desde que José Martí publicara su ensayo Nuestra América,  en México y Nueva York en enero de 1891. En el expresó, expresa a un tiempo, la crítica al Estado Liberal Oligárquico en que había encontrado forma primera la independencia de nuestras repúblicas y la propuesta de una revolución liberal democrática que emanaba de esa crítica, sintetizada en la advertencia de que:

 

Por Guillermo Castro Herrera

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

El objeto que considerar es en primer término la producción material. Individuos que producen en sociedad, o sea la producción de los individuos socialmente determinada: este es naturalmente el punto de partida.
                                                                  Karl Marx, Grundrisse, 1857.

 

El pensar marxista ha tenido una limitada participación en el desarrollo del moderno ambientalismo latinoamericano. Existen múltiples razones para ello. En nuestra América, el desarrollo del ambientalismo adquirió un carácter sostenido a partir de la década de 1980. En su primer momento, lo hizo a partir de diversos intentos de someter a crítica la teoría del desarrollo imperante en nuestra región desde la década de 1950, en la perspectiva de lo que, a fines de esa década, vendría a ser conocido como  desarrollo sostenible. [1]

 

Por Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“¡Anciano maravilloso, a tus pies dejo todo mi haz de palmas frescas, y mi espada de plata!"
                                                           José Martí[1]

 

La semblanza que hiciera Martí del filósofo y poeta norteamericano Ralph Waldo Emerson en 1882  -cuando tenía 29 años, y le restaban 13 de vida antes de morir en combate, el 19 de mayo de 1895- constituye uno de sus textos más hermosos, y una síntesis temprana de su visión del mundo. Esa hermosura le viene a la vez de la afectividad poética del lenguaje, y del papel que en aquella visión desempeña la naturaleza en el mejoramiento humano y en nuestra capacidad para la virtud.

 
Se encontraron 113 artículos.