A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Castro Herrera, Guillermo

Panamá, 04-09-50 Doctor en Estudios Latinoamericanos, Facultad de Filosofía, Universidad Nacional Autónoma de México, 1993-1995. Maestría en Estudios Latinoamericanos, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Nacional Autónoma de México, 1977-1979. Licenciado en Letras, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, 1968-1973.

Leer más...

Fundación Ciudad del Saber, Panamá: Vicepresidente de Investigación y Formación, 2013 a la fecha.

Algunas publicaciones:

El Agua entre los Mares. La historia ambiental en la gestión del desarrollo sostenible. Editorial Ciudad del Saber. Colección El Saber de la Ciudad. Ciudad del Saber, Panamá, 2008.

Para una Historia Ambiental Latinoamericana. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2004. Naturaleza y sociedad en la historia de América Latina. CELA, Panamá, 1996.

Distinciones Miembro, Consejo Internacional del Proyecto José Martí de Solidaridad Mundial. Investigador Asociado y Miembro del Comité de Honor, Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre, La Habana, Cuba. 16 de junio de 2006. Presidente, Sociedad Latinoamericana y Caribeña de Historia Ambiental, abril 2006 a abril 2008.

Distinción Por la Cultura Nacional, otorgada por el Ministerio de Cultura de la República de Cuba. Resolución No. 107, La Habana, Cuba, 19 de julio de 2002.

Premio Casa de las Américas, sección de ensayo, La Habana, Cuba, 1994, con el libro Los Trabajos de Ajuste y Combate. Naturaleza y sociedad en la historia de América Latina.



Los más leídos  


Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

De 2015 acá, Laudato Si’ ha venido a ser mucho más que un pronunciamiento del Vaticano sobre los problemas ambientales de nuestro tiempo. En esa ampliación de su eficiencia cultural y moral, y su eficacia explicativa, han operado al menos tres factores. Uno ha sido su capacidad de vincular lo ambiental con lo social y, en particular, la realidad de los pobres del mundo. Otro, el referir esa dimensión socio-ambiental a la Casa Común que comparte la especie humana con todas las formas de vida en la Tierra, y su responsabilidad con el cuidado de esa vida.

 

Por Guillermo Castro H.

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

Año con año, el Foro Económico Mundial publica un Informe de Riesgos Globales, que nos pone al tanto de los problemas de la globalización en la perspectiva de las grandes corporaciones transnacionales y su entorno político. En 2019, el Informe advierte que “los riesgos globales se están intensificando, pero la voluntad colectiva para hacerles frente es al parecer insuficiente”. [1]

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

“Y el ojo es retador, agresivo, frío, viscoso, y más muro que puerta, hecho para citar al combate y gozarse en él, y en ver postrado al enemigo, no -como otros ojos- para llamar a los hombres, y dejar que entren como en casa propia por el palacio del alma. Es ojo que espera a pie, que no se echa atrás, que no se cierra de noche, que ha vuelto cínico y duro de su viaje por las almas: ojo de esmalte: un diamante negro embutido en marfil: ojo de corso.”
                                                                       José Martí, “Noche de Blaine”, 1888. [1]

 

James Blaine (1830-1893) fue un  político republicano estadounidense. Miembro del Congreso entre 1863 y 1875, ocupó en 1881 la Secretaría de Estado en el gobierno del presidente James Garfield, promoviendo un comercio más libre en las Américas para poner coto a la influencia británica en la región. De regreso al cargo en el gobierno del presidente Benjamin Harrison entre 1889 y 1892, convocó en 1890 la Primera Conferencia Panamericana, realizada en Washington, con el objetivo de extender el comercio y la influencia política de los Estados Unidos en todo el hemisferio.[2]

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Fue Roberto Fernández Retamar, si mal no recuerdo, quien alguna vez observó que en nuestra América abundaban quienes eran martianos “sin saberlo”. Para ellos, el encuentro con la obra de Martí constituia -constituye- no solo un descubrimiento de orden estético y emotivo sino -y quizás sobre todo- de una parte de sí que ya estaba presente en su afectividad y su conducta, pero de la que ahora se hacían conscientes. Y, a partir de allí, se les abría la posibilidad de pasar a formar parte de una conciencia colectiva y un hacer social mucho más amplios.

 

Por Guillermo Castro Herrera *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“¿Que dónde estoy? En la revolución; con la revolución. Pero no para perderla, ayudándola a ir por malos caminos! Sino para poner en ella, con mi leal entender, los elementos de quienes, aunque no sean reconocidos al principio por la gente de poca vista o mala voluntad, serían los que en las batallas de la guerra, y en los días difíciles y trascendentales batallas de la paz, han de salvarla.”
                                                                            José Martí[1]

 

La circunstancia que dio lugar a esta apasionada profesión de fe de José Martí nos permite entender su papel en la reforma cultural y moral que abrió paso a la transformación de la lucha por la independencia de Cuba en una de liberación nacional. Esa lucha se había iniciado en 1868, con un alzamiento de medianos terratenientes, campesinos, esclavos liberados e intelectuales de capas medias, que se organizaron en República y lucharon por ella hasta 1878, cuando debieron aceptar un armisticio con el poder colonial.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La aspiración al desarrollo sostenible de la especie humana tiene raíces muy hondas en la cultura de nuestra América. A veces las encontramos en pequeños textos, como aquel que José Martí dedicara a la necesidad de contar con maestros ambulantes que educaran a los campesinos de un modo que les ayudara a convertir en conocimiento sus propias experiencias vitales.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El 5 de mayo de 1914, en la alta madrugada (03:00), estalló en la ciudad de Panamá un depósito de municiones y material explosivo, nombrado El Polvorín. Perecieron allí seis bomberos, cuya memoria fue honrada designando con esa fecha una de las principales plazas de la capital panameña. Ciento cinco años después, el 5 de mayo de 2019, bien podría iniciarse la implosión del Estado surgido del golpe militar del 20 de diciembre de 1989.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

En lo más cercano, cuando hablamos del tiempo, nos referimos  al cronológico, aquel que carece de sentido propio pues se limita a medir la duración de eventos de muy distinta naturaleza. En cambio, al referirnos al tiempo histórico, le otorgamos un sentido que  viene del transcurrir del desarrollo de la especie humana, en su doble dimensión natural y social.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

“el buen gobernante en América no es el que sabe cómo se gobierna el alemán o el francés, sino el que sabe con qué elementos está hecho su país, y cómo puede ir guiándolos en junto, para llegar, por métodos e instituciones nacidas del país mismo, a aquel estado apetecible donde cada hombre se conoce y ejerce, y disfrutan todos de la abundancia que la Naturaleza puso para todos en el pueblo que fecundan con su trabajo y defienden con sus vidas.
José Martí, “Nuestra América”, 1891.[1]

 

La lucha de Panamá por su soberanía sobre la llamada Zona del Canal tuvo dos dimensiones fundamentales. La más visible se relacionó con el proceso de formación del último Estado nacional plenamente soberano en nuestra América. Así lo expresó la principal consigna patriótica de la década de 1970, que reclamaba un solo territorio con una sola bandera.

 

Por Guillermo Castro

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

La campaña electoral en curso en Panamá debe ser contemplada a partir del hecho que inaugura la circunstancia en que tiene lugar: el golpe de Estado ejecutado por las fuerzas armadas de los Estados Unidos el 20 de diciembre de 1989. Ese golpe de Estado culminó el proceso de restauración oligárquica iniciado en 1981, tras la muerte del General Omar Torrijos.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina
 
En diciembre de 1926, Julio Antonio Mella, que un año antes había participado en la fundación del Partido Comunista de Cuba, junto a Carlos Baliño, a su vez compañero de lucha de José Martí, planteaba la necesidad de desentrañar el milagro -así parece hoy- de la cooperación estrecha entre el elemento proletario de los talleres de la Florida y la burguesía nacional; la razón de la existencia de anarquistas y socialistas en la filas del Partido Revolucionario [Cubano][i]

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

“Conocer es resolver. Conocer el país, y gobernarlo conforme al conocimiento, es el único modo de librarlo de tiranías. La universidad europea ha de ceder a la universidad americana. La historia de América, de los incas acá, ha de enseñarse al dedillo, aunque no se enseñe la de los arcontes de Grecia. Nuestra Grecia es preferible a la Grecia que no es nuestra. Nos es más necesaria.¨[1]
 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

A partir del siglo XVI, el sistema mundial creado por el capital ha ingresado en una fase de contradicción terminal. En relación con el ambiente el mundo camina “como un sonámbulo hacia la catástrofe.”

En lo más esencial, el ambiente es el producto de las intervenciones humanas en el mundo natural, a lo largo del tiempo, mediante procesos de trabajo socialmente organizados. Lo fundamental es el hecho de que las relaciones entre naturaleza y ambiente cambian en la medida en que lo hace la organización social del proceso de trabajo que las vincula entre sí.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El futuro en curso en Panamá debe ser contemplado a partir del hecho que lo inaugura: el golpe de Estado ejecutado por las fuerzas armadas de los Estados Unidos el 20 de diciembre de 1989. Ese hecho culminó el proceso de restauración oligárquica iniciado en 1981, tras la muerte del General Omar Torrijos, y la despiadada lucha entre grupos de poder por el control de los beneficios de la integración del Canal de Panamá a la economía nacional, que caracterizó el resto de la década.

 

Por Guillermo Castro H. *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Viene a Panamá el papa Francisco, y su visita hace aflorar con singular claridad el estado y carácter de la religiosidad de nuestro pueblo, de la institucionalidad eclesiástica aquí vigente, y de las afinidades y contradicciones de esa institución con la sociedad que la sostiene. Esto no es de extrañar, si consideramos la peculiar circunstancia de la visita.

 
Se encontraron 88 artículos.