A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Oscar Domínguez G.

Domínguez G., Oscar

Escritor, periodista y columnista colombiano, radicado en Medellín.

Nació en Montebello, Antioquia1945. En Radio trabajó en los noticieros de Todelar, RCN y Súper. En prensa, laboró en La República y en las agencias de noticias Ciep (Centro Informativo El País), Alaprensa y Colprensa de la cual fue director. Ha publicado los libros El hombre que parecía un domingo, Columna Desvertebrada, Historias del Eterno Femenino,  De Anonimato nadie ha muerto (diario de un pensionado), y ¿Adónde van los días que pasan?

Leer más...

Con 69 años de edad, ejerce el periodismo desde hace 45 años.

Trabajó en los noticieros radiales de su país RCN, Todelar, Súper y GRC. Fue redactor político, jefe de redacción (7 años) y director (8 años) de la Agencia de Noticias Colprensa y corresponsal de Radio Francia Internacional.

Colaborador de los diarios El colombiano, El Tiempo, de Bogotá, La Opinión de Los Angeles y la Agencia Latinoamericana de Noticias Prensa Latina.



Los más leídos  


Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

García Márquez cuenta en su autobiografía que su primer triunfo literario se lo debe al  ajedrez. Sin proponérselo, el “premio” lo obtuvo al pronosticar la muerte del belga que jugaba con su abuelo monótonas partidas. La crónica familiar convirtió el vaticinio del niño Gabito en novelón.

 

Por Oscar Domìnguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El 22 de septiembre, hace once años con sus días y sus noches, agarró el silencio y se fue. Nacido un 22 de marzo de 1922 en Estrasburgo, Francia, Marcel Marceau, heredó la pantomima de los griegos, quienes no sólo produjeron Demóstenes que masticaban piedritas para poder hablar de corrido como ciertos oradores. También hubo Demóstenes y Platones del silencio, del gesto.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El corregimiento de Versalles, en Antioquia, tiene a sus pies el municipio de Santa Bárbara y más abajo ese mediterráneo de carriel y ruana que es el puerto de La Pintada; su guardaespaldas geográfico es el Alto de Minas.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

A partir de hoy, el mundo dejará de existir en los próximos días  mientras se agota el rito del mundial de fútbol. Es más, si se acaba el mundo nadie se dará cuenta porque millones y “millonas” estaremos detrás de la “número cinco”. “Número cinco” es apenas uno de los tantos nombres que tiene el balón en la aldea global que desde hoy mira hacia la “madrecita Rusia”. Otro alias, menos globalizado, reciente más bien, es el de “útil”, una escueta pero certera voz.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina


Primero fue la neblina y después Montebello, un pueblo del suroeste de Antioquia, cuya capital, Medellín,  es la segunda ciudad colombiana. En el caso de la neblina (nostalgia vestida de blanco), sus habitantes decidieron convertirla en atracción turística. La encontramos hasta en la letra del himno: ”El sol desde el oriente te envía sus destellos, rasgando de la niebla, el nimbo aterrador”.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina



Colecciono rostros fugaces de gente anónima o importantona. Esas nuevas caras terminarán siguiéndome a todas partes como el puntico a la i. También colecciono lugares comunes, o no comunes; cosas, casos; momentos efímeros o eternos. Lo que produzca asombro.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Triste destino el del rey del ajedrez: Pese a su majestad de peluche, su paso es monótono, como si estuviera de regreso de todo. Y de nada. Nadie como él encarna tan rotundamente la grandeza y la pequeñez. Es imponente Gulliver y anónimo liliputiense al mismo tiempo.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

(Una variante  de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna, que en su
expresión colombiana Gabo  calificó en su momento como "frases de la
vida").

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

 

Los que califican de cursi al bolero no se han enamorado ni de la mujer del prójimo. Ni del prójimo.¡Pobrecitos! Confunden el amor, y su antípoda feliz, el desamor, con un policía acostado [1]. O con un paso cebra.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

En la celebración de los 50 años de la primera edición de Cien años de soledad ¿por qué no recordar a Dasso Saldívar, el biógrafo más feliz del Nobel  García Márquez en opinión de este aplastateclas?

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

     
        
En Europa, el macondiano primer mundo, se sigue educando a la gente en el nuevo evangelio de amar la basura como a nosotros mismos.  En las ciudades alemanas suelen colocar enormes tambores de acero con tres aberturas: en una los disciplinados alemanes meten las botellas, en otras el papel y los malos pensamientos y en una tercera sus convicciones filosóficas y las materias orgánicas.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Perfiles mínimos, tacaños, anoréxicos, cicateros, de los integrantes del grupo musical argentino Les Luthiers, que desde hace 14 años con sus noches no nos daban con su arte en Colombia. Empezaré por Daniel Rabinobich, quien hizo mutis por el foro del humor y falleció el viernes 21 de agosto de 2015 en Buenos Aires  de un paro  cardiorrespiratorio  que todo lo que quería era salir del anonimato (el paro, no Daniel, quien tiene garantizada la inmortalidad con su arte):

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Las mariamulatas son aves que vuelan todas de negro hasta las  plumas vestidas. Se desplazan siempre elegantes, listas para concurrir a un matrimonio o a un entierro, ceremonias en las que rige el luto.

 

Por Oscar Domínguez G.*

Para Firmas Selectas/Prensa Latina

 

(Una variante  de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna, que en su
expresión colombiana Gabo  calificó en su momento como "frases de la
vida").

 

El mar se vuelve música para vivir dentro del caracol.

 

Por Oscar Domínguez*

Para Firmas Selectas/Prensa Latina

 

Los bogoteños somos esos tipos con cara de retrato hablado, venidos de otros atardeceres, que tenemos la nostalgia por cárcel. En nuestro disco duro figuran la última lágrima o el postrer beso de despedida.

 
Se encontraron 36 artículos.