A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Juan José Páz y Miño Cepeda

Paz y Miño Cepeda, Juan José

Paz y Miño Cepeda, Juan José. Ecuatoriano. Doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Santiago de Compostela. Coordinador Académico, en Ecuador, de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC). Miembro de Número de la Academia Nacional de Historia. Dirigió el Taller de Historia Económica (THE) en la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE). Fue Decano de la Facultad de Comunicación, Artes y Humanidades de la Universidad UTE de Quito. También fue Cronista de la Ciudad. Profesor invitado en varias universidades de América Latina, Norteamérica y Europa. Considerado uno de los gestores de la Historia Inmediata. Tiene múltiples libros y artículos sobre Ecuador y América Latina.



Los más leídos  


Por Juan J. Paz y Miño Cepeda*

Especial para Firmas Selectas/Prensa Latina

 

La década de 1960 en América Latina se inició con el triunfo de la Revolución Cubana, el 1 de enero de 1959. En ese momento, más del 70% de las exportaciones e importaciones de Cuba provenían de los Estados Unidos, gobernado por el republicano Dwight D. Eisenhower (1953-1961), quien inició el embargo de bienes contra Cuba (estaban excluidos alimentos y medicinas) en octubre de 1960, como represalia por las expropiaciones de propiedades a compañías norteamericanas.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Los conflictos políticos entre liberales y conservadores, que caracterizaron el primer siglo de vida republicana en América Latina, no estuvieron ajenos a la intolerancia e incluso a la guerra civil. A mediados del siglo XIX, en Argentina y México lograron implantarse las primeras reformas liberales; en Colombia, en cambio, el bipartidismo, que no descartó la lucha armada en sus enfrentamientos, se extendió hasta el siglo XX; y en Ecuador el triunfo liberal solo fue posible por la revolución armada, en 1895.

 

Por Juan J. Paz-y-Miño Cepeda

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Ha sido demasiado lento el avance de los derechos laborales en el capitalismo. Sin embargo, de su ausencia al iniciarse la primera revolución industrial a fines del siglo, XVIII cuando había salarios de miseria y jornadas extenuantes, la humanidad, al menos ha llegado a las jornadas máximas de 8 horas diarias, los salarios mínimos y las regulaciones sobre contratos y condiciones de trabajo pensadas en función del principio pro-laboro (pro-operario).

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda *

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El historiador Nathan Wachtel en Los vencidos. Los indios del Perú frente a la conquista española: 1530-1570 (1971) describió la visión que tuvieron los defensores del imperio incásico al momento de iniciarse la incursión del reducido grupo de españoles que conquistó el Tahuantinsuyo.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda *

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El proceso de las independencias en lo que hoy constituye Nuestra América Latina fue el momento inicial de la afirmación de los más significativos conceptos de la vida política, como fueron entre otros los de democracia, libertad, soberanía, representación de los pueblos, constitucionalismo, independencia. Las nacientes repúblicas se construyeron sobre esas bases ideológicas; pero las realidades económicas y sociales, así como los regímenes oligárquicos instaurados, negaron esos conceptos.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda *

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Bernie Sanders, con su propuesta de “socialismo democrático” ha ocasionado un sintomático terror político y social en los estamentos tradicionales del poder de los EE.UU. Habla por los trabajadores, los hispanos, los pobres. Ofrece controlar a las grandes corporaciones. Denuncia la corrupción privada y ataca a Donald Trump.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda *

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

En los últimos años se ha despertado en el mundo una preocupación creciente sobre las desigualdades sociales, en su más amplia consideración, pues no solo se incluye la desigualdad en cuanto al reparto de la riqueza, sino también otras formas de ésta en la vida contemporánea. Pero, sin duda, las desigualdades económicas son las que golpean, con una fuerza impactante, a millones de seres humanos.

 

Por Juan Paz y Miño Cepeda

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Como en ningún otro aniversario, al cumplirse 20 años de la adopción del dólar norteamericano como moneda nacional del Ecuador, intelectuales de la derecha universitaria, así como políticos, empresarios y medios de comunicación con similares  visiones, se dedicaron, en pasados días, no solo a defender la dolarización (pocos con algunas razones económicas bien argumentadas) sino a rescatarla como una decisión benéfica para el país, inevitable en las condiciones de los años 1999/2000, y como un régimen que ha traído estabilidad monetaria, seguridad, confianza y emprendimiento.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Entre 2008 y 2009, con el propósito de conmemorar el bicentenario del inicio de los procesos independentistas en América Latina frente al coloniaje español, se organizaron los “comités del bicentenario” en diversos países de la región. El de Ecuador se instauró por Decreto Ejecutivo el 15 de abril de 2008.

 

Juan J. Paz y Miño Cepeda

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Si se examinan las previsiones económicas y sociales de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), en sus últimas publicaciones sobre el panorama de la región en esos campos (https://www.cepal.org/es), no es alentador el futuro para el año 2020. En economía, continuará la recesión y en algunos países se agudizará esta tendencia que viene desde 2015. Y, como consecuencia de ese camino, se agravarán los problemas del desempleo, el subempleo, la pobreza y la concentración de la riqueza.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda *

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

En América Latina, durante el siglo XIX, las fuerzas centrales en la lucha política fueron los conservadores y los liberales. Se trató de un conflicto entre élites, lo que la sociología histórica ha denominado Estado-oligárquico. Los conservadores, apoyados por la Iglesia católica, defendieron la tradición familiar, el orden terrateniente, el progreso casi exclusivamente agrario en alianza con agro-exportadores, mineros, comerciantes importadores y banqueros. Eran partidarios de gobiernos fuertes e incluso autoritarios.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda

* Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El triunfo presidencial de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en México, sembró esperanzas para los sectores progresistas, democráticos y de nueva izquierda en América Latina, que confiaron en el inicio de la derrota del modelo de economía neoliberal-empresarial, que había hegemonizado en el país durante décadas.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda

* Especial para Firmas Selectas. Prensa Latina

En América Latina, las reacciones sociales que se han manifestado en países como Ecuador, Chile o Haití, han enfilado directamente contra el modelo empresarial-neoliberal. El triunfo de Alberto Fernández en Argentina también expresa esa orientación, tras el desastre social ocasionado por el gobierno de Mauricio Macri.

 

Por Juan J.Paz y Miño Cepeda

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

A este tema me he referido en otras ocasiones. Pero en este momento adquiere una significación especial, por lo acontecido en Ecuador durante las primeras semanas de octubre de 2019, en las cuales se produjo una impresionante movilización indígena y popular.

 

Por Juan J. Paz y Miño Cepeda

Especial para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

El neoliberalismo, como ideología acogida y ajustada a los intereses de las elites empresariales de América Latina, no ha generado nada que pueda llamarse teoría económica en la región, sino un conjunto de recetas que se repiten como consignas para forzar a los gobiernos a que las cumplan. Su modelo es muy simple: no al Estado, no a los impuestos, sí a la flexibilidad laboral. Y las medidas concretas son variadas: achicar el tamaño del Estado, reducir el gasto público, privatizar bienes y servicios estatales; además, reducir o suprimir impuestos directos (como el de rentas), reestructurar deudas por evasión y elusión fiscal.

 
Se encontraron 81 artículos.