Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

viernes 17 de mayo de 2024
cuba

En Cuba no faltan los recursos, naturales y de otro tipo. El Bloqueo, como factor principal que impide su desarrollo (Parte III y final)

Condiciones requeridas para potenciar los recursos cubanos. ¿Que veremos en el 2023?

El potenciamiento de los recursos de Cuba y su puesta en servicio para la construcción de un socialismo próspero, sostenible y humano sólo puede realizarse en el marco de la Democracia Socialista y de su estado Socialista de Derecho.

Esto no es “teque”, nada más lejos de tan rancio y desgastado discurso. Es necesario entender que el socialismo no se puede improvisar o construir por inspiración, es un “camino a lo ignoto” pero es un camino que obedece a leyes históricas y sociales que deben estar plasmadas en una Constitución y legislación, formas de pensamiento y praxis bien sólidas.

Históricamente, el tipo más alto de las formas política de cualquier estado es la democracia socialista. Esta es la única manera o procedimiento viable de existencia y desarrollo de un estado socialista, y el no tener una forma democrática de gobierno ha dado al traste o traído enormes dificultades y tragedias a la construcción del socialismo en varios países hermanos.

asamblea nacional

La democracia socialista surge como una negación revolucionaria de la democracia burguesa. Al mismo tiempo, la democracia socialista debe percibir y desarrollar aquellos elementos e instituciones progresistas que fueron el resultado de la creatividad social y política de las clases trabajadoras aún bajo el capitalismo y se establecieron en la sociedad. En Cuba tenemos que grandes logros sociales, como por ejemplo la jornada de ocho horas de trabajo, se obtuvieron antes de la Revolución y se preservaron. Por otra parte, la Ofensiva Revolucionaria de 1968, acabó con los remanentes de la sociedad y economía burguesas, en nuestro caso frecuentemente contrarrevolucionarias. Revolución no es, ni puede ser, sinónimo de iconoclasia anárquica y sin sentido, sino de cambios profundos en pro del pueblo. Jornada de ocho horas, sí; dueños contrarrevolucionarios de bares enriqueciéndose, no.

Pero debe quedar claro que la negación de la democracia burguesa, que en el caso de Cuba estaba expresada por la avanzada (y nunca respetada por los corruptos partidos políticos de su época) Constitución de 1940 no puede limitarse a negar el pasado de forma iconoclasta, sino que hay que crear las bases que permitan el pasar a la democracia socialista y a sentar las bases para construir el socialismo real. El primer paso en esa dirección se dio con la Carta Magna de1976 (en un mundo muy diferente al de hoy) y el paso definitivo con la actual Constitución del 2019 creada y refrendada por todo el pueblo cubano.

La Democracia Socialista incluye la demanda, mejor dicho la exigencia, de disciplina social de los trabajadores (en la producción, el gobierno, etc.), y eso se plantea en las Constituciones que respaldan al Estado Socialista de Derecho en cada país.

La democracia socialista se desarrolla como resultado de la creatividad política del pueblo trabajador, fundamentada científicamente por el marxismo, dirigida por el partido revolucionario proletario. La expansión y mejora de la democracia es un proceso sistemático dirigido por los Partidos Comunistas (sean de Cuba, de China o de Vietnam, etc.), que son la fuerza dirigente de la democracia. Es de la mayor importancia entender que las formas de democracia socialista son variadas. La construcción estatal y sociopolítica en los países del sistema socialista mundial en sus diferentes etapas y principalmente en la actualidad, ha revelado una serie de características y métodos específicos de organización y funcionamiento de la democracia socialista, preservando sus principales características comunes.

¿Qué hace Cuba para enfrentar las dificultades y potenciar sus considerables recursos de todo tipo?

diaz canel

Un crecimiento económico del tres por ciento en 2023 para Cuba es la cifra proyectada; como lo expresó el vice primer ministro y responsable de la cartera de Economía y Planificación, Alejandro Gil, el 2023 será mejor para el país en el ámbito económico y enfatizó la existencia de condiciones para el crecimiento de su producto interno bruto (PIB). Entre los factores favorables que secundan estas proyecciones están el control de la pandemia de la Covid-19 y los resultados de la gira internacional del presidente Miguel Díaz- Canel de finales de 2022. En las condiciones actuales, ello sería un importante logro.

Los acuerdos de negocios concertados en el marco de la Feria Internacional de La Habana, Fihav 2022, celebrada en el recinto ferial Expocuba del 14 y el 18 de noviembre pasado, muestran que hay interés por Cuba y su mercado.

Feria en la habana

A esas proyecciones de crecimiento también contribuirá la reactivación de varias industrias, gracias al aumento del respaldo en la generación eléctrica debido a las inversiones realizadas por el gobierno cubano.

Como objetivos de trabajo medulares para 2023 están el avance en la estabilización macroeconómica del país y el restablecimiento gradual de los esquemas de financiamiento en divisas para los principales exportadores.

Esto último con la premisa de garantizar que dichos actores cuenten con un respaldo real de liquidez en el mercado, subrayó el titular de Economía.

Los pronósticos son alentadores teniendo en cuenta que, con efectos presentes hasta hoy en cada esfera de la sociedad, la economía de la isla inició el 2022 doblemente asediada.

El recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos hacia Cuba por más de seis décadas y la crisis económica mundial derivada de la pandemia de la Covid-19 pesaron sobre las expectativas de crecimiento del producto interno bruto del país para el año recién finalizado.

Asimismo, las autoridades gubernamentales refirieron que entre otros factores internos jugaron en contra de las proyecciones las trabas burocráticas y el desaprovechamiento de algunas entidades de las posibilidades que ofrece la nación en la actualidad para que las empresas transiten hacia una mayor autonomía.

NUEVAS MEDIDAS Y OTROS CONTEXTOS

Con el propósito esencial de incidir en la recuperación de la economía nacional, en las sesiones del Parlamento cubano de julio de 2022 fueron aprobadas 75 medidas. Estas iniciativas podrían agruparse en tres grandes bloques: la combinación de incentivos financieros, la profundización de cambios económicos en marcha, así como soluciones pormenorizadas derivadas hacia espacios de actuación puntuales.

El Ministro de Economía y Planificación remarcó en sesión plenaria parlamentaria que las medidas estaban dirigidas, sobre todo, a incrementar los ingresos en divisas y aumentar y diversificar las exportaciones.

Algunas de las normas anunciadas fueron: identificar las posibilidades para aumentar los ingresos en divisas e implementar las acciones que correspondan, así como impulsar las producciones nacionales, industriales y agropecuarias para sustituir importaciones en el turismo.

De igual modo, el ministro Gil subrayó la necesidad de poner en marcha un programa para la disminución gradual del déficit presupuestario y alcanzar el equilibrio financiero interno del país. Por su impacto directo en la ciudadanía, una de las decisiones que generó más expectativas fue la puesta en marcha de un mercado cambiario para la compraventa de divisas a la población.

En tanto, otras iniciativas resultaron la estimulación al comercio electrónico y la autorización al Grupo Empresarial Correos de Cuba para dicha actividad transfronteriza, en la modalidad de importación-exportación. También se dio a conocer la comercialización de productos ofertados por proveedores en el extranjero y nacionales (bajo el acápite de ventas en consignación), y la concreción de un nuevo esquema de acceso y asignación de las divisas en las entidades estatales y mixtas.

Expertos destacaron, por su incidencia en redibujar un nuevo contexto económico nacional, el apoyo al incremento del surgimiento de micro, pequeñas y medianas empresas estatales orientadas a la exportación. Los especialistas celebraron, de igual manera, el avance en la constitución de empresas mixtas estatales-privadas y el establecimiento del marco regulatorio para la inversión extranjera en el sector privado.

EXPORTACIÓN DE BIENES Y SERVICIOS E INVERSIÓN EXTRANJERA

El 2022 como vemos, fue año “difícil” insistió el viceprimer ministro Alejandro Gil en las sesiones del Parlamento cubano. Se logró un crecimiento del PIB del dos por ciento con respecto al 2021 pero sin alcanzar los valores prepandemia, sobre todo en actividades primarias y secundarias como agricultura, pesca, manufactura, comercio y turismo. Las exportaciones de bienes y servicios son de primordial importancia en el cumplimiento de las proyecciones económicas del país para 2023. Para este acápite se esperan ingresos mínimos que rondan los nueve mil 755 millones de dólares, y remarcó que ello significa un crecimiento de más de mil millones de dólares con respecto al 2022, sin embargo, todavía por debajo de lo alcanzado en 2019.

turismo cuba

El sector del turismo, con 3,5 millones de visitantes planificados para este 2023 tendrá un papel esencial en el cumplimiento de dichas expectativas. La importancia de generar ingresos por concepto de exportaciones es la única fuente genuina que permitirá respaldar aspectos esenciales como la adquisición de la canasta básica normada de la población cubana.

La inversión extranjera constituye otra de las rutas proyectadas para cumplimentar las previsiones de crecimiento económico del año, con los acuerdos comerciales alcanzados en Fihav 2022 como aliciente.

El primer ministro Manuel Marrero expresó en ese foro que los trabajos en este frente tienen la premisa de atraer inversión extranjera que se corresponda con los aspectos definidos en el Plan nacional de desarrollo económico social hasta 2030. Igualmente se busca eliminar trabas que inciden de forma negativa en la atracción de capital foráneo y se intenta posibilitar la generación de nuevas oportunidades que resulten atractivas para empresarios extranjeros, detalló Marrero. Para llamarlo por su nombre propio, eso quiere decir quitar ataduras burocráticas.

Se espera que este 2023 para Cuba sea un año mejor, con un pronóstico de crecimiento del 3,0 por ciento respaldado por las nuevas medidas adoptadas por la dirección del país para dinamizar la economía.

Potenciar la economía cubana, y alcanzar un grado no de utópica “autarquía” sino de “independencia económica” en todos los sectores donde es posible y razonable hacerlo, es esencial para derrotar a la espantosa y dilatada guerra económica que se realiza contra nuestro pueblo.

rm/jro

*Ingeniero cubano residente en los EE.UU.

José R. Oro
José R. Oro

José R. Oro Nació en Cuba en 1952. Geólogo de profesión, es autor de cuatro libros y más de 100 artículos especializados en minería, geología, ingeniería y medio ambiente y muchos otros de temas sociales, política y economía. Habla español, inglés, ruso y portugués. Experiencia en el desarrollo de grandes proyectos mineros y de infraestructura en Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Finlandia, Estados Unidos y Canadá. Vive en Connecticut, Estados Unidos. Casado.

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….