Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

viernes 17 de mayo de 2024
Pueblo Haitano

¿El Reino de este Mundo? Haití en medio del caos y la inminente intervención (I)

El gobierno estadounidense ahora tiene un socio dispuesto a “dar la cara” en una nueva ocupación imperialista en Haití. El 29 de julio, el Ministro de Relaciones Exteriores de un país africano, se ofreció como voluntario para hacer el trabajo sucio de Washington en esa empobrecida nación caribeña. Prometió liderar una intervención armada con mil policías. El 14 de julio, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Resolución 2692) le dio al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, 30 días para presentar un informe que incluiría un plan para una fuerza policial multinacional en Haití para ayudar y capacitar a la policía haitiana en la lucha contra una epidemia de violencia de pandillas que ha absorbido al 80 por ciento de su capital, Puerto Príncipe. La decisión de la ONU de imponer un “régimen de sanciones” se tomó originalmente en octubre pasado (Resolución 2653) a instancias de la administración de Joe Biden, con la anuencia del primer ministro de facto de Haití, Ariel Henry, ampliamente visto como un títere de Estados Unidos.

El manco Mackandal, el jamaicano Bouckman y Ti Noel deben renacer (1)

El 1 de enero de 1804 J. J. Dessalines proclamó la independencia de Haití en Gonaïves. De esta forma se convirtió en el primer Estado independiente de América Latina.

Jean-Jacques Dessalines, un esclavo nacido en una plantación del Norte, quedó como jefe del recién nacido Estado haitiano. Decidió después de su primer año de mandato, proclamarse a sí mismo Emperador del país con el nombre de Jacques I, dando lugar al Primer Imperio de Haití. El emperador dio a su gobierno una fuerte impronta nacionalista pero al mismo tiempo buscó consolidar su poder personal creando un estado autocrático, similar al de la Francia napoleónica, durante esos años. Sus métodos autoritarios, derivados de la implementación del «fermage» (sistema de arrendamiento de terreno agrícola a cultivar, suerte de servidumbre feudal), y una suma de luchas en toda la isla llevaron a una decadencia del pequeño país, lo que dio como resultado que el este de la isla fuese recuperado por los españoles, mientras que en el oeste un complot entre los generales H. Christophe y A. Pétion dio como resultado el derrocamiento y asesinato de Dessalines en 1806. Alexandre Pétion gobernó la República de Haití, que brindó apoyo en armas y dinero a Simón Bolívar, a cambio de la abolición de la esclavitud en los territorios que fueran liberados (2). Muerto A. Pétion en 1818, el general Jean Pierre Boyer es seleccionado presidente de la república y cuando Enrique I se suicida, Boyer reconquista el norte del país en1820 consolidando así la república.

El presidente estadounidense Thomas Jefferson se negó a reconocer la independencia de Haití. Cediendo a las presiones de Francia y de España, el Congreso de Estados Unidos prohibió el comercio con Haití, añadiendo uno más a los bloqueos que embargaban a la naciente república, la primera de Nuestra América.

Haití obtiene en 1825 el reconocimiento de Francia a cambio de ¡150 millones de francos-oro! Posteriormente lo hace el Reino Unido. Durante muchos años Haití permaneció aislada. Hubo de esperar 60 años para que fuese reconocida por la Santa Sede, y Estados Unidos lo hizo durante la presidencia de Abraham Lincoln.

El 8 de noviembre de 1821, Andrés Amarante encabeza en Beler, en la colonia española de Santo Domingo, un movimiento irredentista y proclama la anexión de Beler a la República de Haití, una semana más tarde, el 15 de noviembre, Amarante repetiría esta acción en Montecristi. Estos hechos alarmaron a un grupo clandestino en Santo Domingo, encabezado por José Núñez de Cáceres, que planeaba la anexión a la Gran Colombia; este grupo decidió tomar la plaza militar y retener a don Pascual Real, gobernador español de la colonia.
A la mañana siguiente, el 1 de diciembre de 1821, fue declarada en Santo Domingo la independencia del Haití Español del Reino de España, con la idea de unirse al proyecto de la Gran Colombia de Simón Bolívar, esto fue apoyado por la aristocracia colonial blanca criolla y española mas no así por el resto de la población.

En Haití se veía la unificación de la isla como una forma de consolidar su independencia, que no era reconocida ni por Francia ni por España; además se consideraba que esto liberaría a los mulatos y negros de toda la isla de la «opresión blanca»; a la vez de cumplir con el artículo 40º de la Constitución de Haití, que daba por límites territoriales de dicho estado, toda la extensión de la Isla y las islas adyacentes, así también como la Constitución de Toussaint L’Ouverture de enero de 1801 que proclamaba: «la isla es una e indivisible».
El general Soulouque se proclamó Emperador (Faustin I), se rodeó de una lujosa corte, creó una nueva nobleza haitiana y emitió una Constitución Autoritaria.

Fabre Geffrard restauró la República. Negoció un concordato con la Santa Sede, firmado en Roma el 28 de marzo de 1860. Los Estados Unidos reconocieron a Haití por decisión de Abraham Lincoln, el 5 de junio de 1862. El gobierno de Geffrard impulsó la educación pública primaria y superior.

Florvil Hyppolite fue designado por el Consejo Constitucional como presidente para el período 1889 – 1896. Su gobierno otorgó amnistía general para los presos políticos y exiliados haitianos y emprendió planes de obras públicas para mejorar los puertos, mercados, redes hidráulicas, telégrafos y teléfonos. En 1891 enfrentó la intención de los Estados Unidos de hacerse conceder la punta noroeste del país: el malecón de San Nicolás, para una base naval. Hyppolite murió en 1896.

Las luchas entre facciones militares se reanudaron. Pierre Nord Alexis se sostuvo sin embargo como presidente seis años entre diciembre de 1902 y diciembre de 1908, cuando fue derrocado tras intentar erigirse como presidente vitalicio. Sigue un período de inestabilidad, un presidente derribaba a otro y ocho se sucedieron entre la caída de Alexis y el final del año 1915.
Intervención y ocupación estadounidense de Haití

A partir de 1908, las compañías estadounidenses negociaron concesiones para construir ferrocarriles y desarrollar plantaciones de banano con expropiación de campesinos. En 1910, Citibank compró una parte importante del Banque de la Republique d’Haïti, con el monopolio sobre la emisión de moneda y tomó el control de las finanzas del país. El 17 de diciembre de 1914, Woodrow Wilson, entonces presidente de Estados Unidos, envió marines con el pretexto de proteger las reservas de oro de Haití (se las llevaron a cajas fuertes en Nueva York), y el 28 de julio de 1915, ocuparon el país para evitar la llegada al gobierno del líder nacionalista Rosalvo Boboy y asegurar la aprobación por el Parlamento haitiano de la «legislación progresista» dictada por los bancos. La ocupación estadounidense, se extendió hasta 1934, cuando el presidente Franklin D. Roosevelt ordenó el retiro de Haití de las tropas estadounidenses y se estableció en ese país la elección presidencial por voto popular directo.

Trujillo y el genocidio de los haitianos

Entre el 28 de septiembre y el 8 de octubre de 1937 fueron asesinados tres mil (puede haber sido hasta tres veces esa cifra, nota del autor) haitianos por el ejército dominicano en la frontera entre ambos países, por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo.
En 1957 fue “elegido” como Presidente de Haití François Duvalier, conocido popularmente como Papa Doc, quien gobernó dictatorialmente con ayuda militar y financiera de Estados Unidos. En 1959 creó la Milice Volontaires de la Sécurité Nationale (MVSN), conocida popularmente como Tonton Macoute, una violenta milicia que le sirvió para afianzar su poder. Mataron más haitianos que Trujillo.

En 1964, Papa Doc se hizo proclamar presidente vitalicio. Su hijo Jean-Claude Duvalier (Baby Doc) lo sucedió en 1971. En enero de 1986 una insurrección popular le obligó a exiliarse y el ejército se hizo con el control del poder mediante la formación de un Consejo Nacional de Gobierno, presidido por el general Henri Namphy.

En enero de 1988 fue presidente Leslie François Manigat, depuesto en julio del mismo año por Namphy. El presidente electo a partir de febrero de 1991 fue el progresista y popular Jean-Bertrand Aristide, también depuesto por un golpe de Estado en el año 2004. Resurgieron violentos episodios que culminaron en la ocupación de Haití por parte de los Cascos Azules de la ONU. En el 2006, René Préval resulta elegido presidente del país.

El martes 12 de enero de 2010, se produce un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter, a menos de 10 kilómetros de profundidad, más fuerte y devastador que la bomba atómica en Hiroshima, hubo más de 316 mil fallecidos. Haití aún no se ha recuperado por completo de ese desastre natural.

A partir del año 2011 inicia en la presidencia Michel Martelly, y entre finales de los años 2015 y 2016 ocurrió una crisis política en el país que provocó que las elecciones presidenciales del año 2016 fuesen pospuestas “para evitar una escalada de violencia en el país”, el Senado de Haití acordó nombrar a un nuevo presidente provisional, Jocelerme Privert. Finalmente, Jovenel Moïse asumió como nuevo Presidente constitucional tras ganar la elección presidencial de 2016 con mayoría absoluta.

La madrugada del 7 de julio de 2021 Moïse fue asesinado tras el ataque a su residencia por un grupo armado, que comentaremos en la segunda parte de este trabajo. Su esposa resultó herida tras el ataque. La noticia de la muerte de Moïse fue anunciada por el primer ministro Claude Joseph, quien asumió funciones presidenciales “interinamente”, de forma breve, sustituido por el actual mandatario de facto Ariel Henry.

Como es evidente, la inestabilidad política producto de la falta de unidad de los lideres haitianos, el sabotaje de las potencias coloniales europeas y de los EEUU., y los continuos conflictos con sus vecinos dominicanos, llevaron a Haití a una lamentable situación de atraso económico y social.

rmh/jro

Notas

1. Personajes de “El Reino de este Mundo” del gran Alejo Carpentier. Dutty Boukman fue un personaje real, Francois Mackandal (o Makandal) existió, pero lo que se narra en la obra de Carpentier es más sobre la leyenda de su muerte y resurrección.

collage

A la izquierda F. Mackandal nacido en Guinea, quemado vivo por los esclavistas franceses y a la derecha D. Boukman esclavo en Jamaica, líder de la Revolución haitiana, asesinado por los dueños de plantaciones, nacido en Senegal. Además de líderes revolucionarios anti esclavistas y anti colonialistas eran hougans (sacerdotes) del sincretismo afro– cristiano. Imágenes de Face2Face Africa

Ti Noel es completamente ficticio, producto del enorme talento de Alejo Carpentier. Es el protagonista que da unidad a la trama de “El Reino de este Mundo”. Con él se conocen tres periodos del dominio en la hermana Haití: uno, por los colonos franceses; el otro, por el monarca Henri Christophe, y, el último, por los líderes “republicanos”. El esclavo Ti Noel, en un principio indignado, encuentra una escapatoria a sus miserias en el ritual de invocación de sus deidades africanas.

2. J. Martí, La Edad de Oro, “Tres Héroes”.

Bolivar

… “Ese fue el mérito de Bolívar, que no se cansó de pelear por la libertad de Venezuela, cuando parecía que Venezuela se cansaba. Lo habían derrotado los españoles: lo habían echado del país. Él se fue a una isla (Haití), a ver su tierra de cerca, a pensar en su tierra.
Un negro generoso (el presidente de Haití Alexandre Pétion, nota del autor) lo ayudó cuando ya no lo quería ayudar nadie”.

Pétion le entregó a Bolívar casi un millar de armas de fuego, varias embarcaciones, una pequeña imprenta, una cierta cantidad de dinero, botas, etc. y permitió que un grupo de soldados y marinos haitianos se le sumaran. Una ayuda que, para las condiciones del Haití de principios del siglo XIX, dividido además en dos estados contrapuestos, debe catalogarse como de excepcionalmente magnánima.

José R. Oro
José R. Oro

José R. Oro Nació en Cuba en 1952. Geólogo de profesión, es autor de cuatro libros y más de 100 artículos especializados en minería, geología, ingeniería y medio ambiente y muchos otros de temas sociales, política y economía. Habla español, inglés, ruso y portugués. Experiencia en el desarrollo de grandes proyectos mineros y de infraestructura en Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Finlandia, Estados Unidos y Canadá. Vive en Connecticut, Estados Unidos. Casado.

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….