Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

lunes 15 de abril de 2024

De “La Loba” a “La Hiena”. Cualquier semejanza no es pura coincidencia

No me gustan los apodos, menos aún los peyorativos o despectivos, pero no hay mucho que hacer, algunos se los merecen, o en algunos casos, los describen mejor que sus nombres.

Una característica en común entre Ileana Ros- Lehtinen y María Elvira Salazar, consiste en que más allá de ser “rabiosamente” (1) anticubanas, son también antilatinoamericanas y de cualquier proceso progresista en los Estados Unidos y el mundo.

Canis lupus (La Loba)

Ileana Ros- Lehtinen, comenzó a ser conocida en Cuba como la «loba feroz» por su participación en el intento de secuestro del niño Elián González, fue y es una de las voces más notables de la política extremista de EEUU. contra la Isla. Ella hizo carrera política al vincularse estrechamente a los sectores terroristas anticubanos, de quienes recibió siempre un fuerte apoyo financiero, con el objetivo de deformar la política exterior de Estados Unidos con respecto a Cuba e impedir un mejoramiento de las relaciones entre los dos países.

Al finalizar su vida política, Ileana Ros- Lehtinen deja una estela de acciones a favor de asesinos terroristas, entre ellos los hermanos Guillermo e Ignacio Novo Sampoll, Orlando Bosch y al ya mencionado Luis Posada Carriles (todos autores del mortal atentado contra Orlando Letelier y decenas de otros actos criminales) (2) , pero se quedará con los deseos de ver derrocada la Revolución cubana, y como hicieron muchos presidentes estadounidenses, se retira sin lograr retrotraer a Cuba al pasado.

Algunos medios de prensa de Miami la calificaron en su momento como una «servidora pública ejemplar«, sin mencionar sus vínculos con asesinos terroristas, manchados con la sangre inocente de cubanos y latinoamericanos, sin informar a los lectores la verdadera historia de la representante Ileana Ros, cuando en 1989 junto al senador Connie Mack, inició una campaña para lograr la liberación del asesino terrorista Orlando Bosch Ávila, considerado por el propio FBI como un terrorista peligroso e inadmisible en los Estados Unidos.

Bosch fue uno de los autores en 1976 de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano, donde murieron 73 personas inocentes. Se escapó de una cárcel en Caracas, Venezuela, e ingresó ilegalmente a Miami, por lo que fue apresado. Ileana Ros- Lehtinen, mediante sus relaciones políticas con Jeb Bush (quien sería más tarde gobernador de Florida), negoció personalmente con el entonces presidente y ex director de la CIA, George Bush (padre), la liberación de Bosch Ávila.

Como pago a esa gestión, Ileana logró financiamiento y apoyo político de la mafia anticubana para alcanzar su asiento en el Congreso en ese mismo año 1989, cuando el propio presidente Bush la apoyó públicamente en un discurso. Asimismo se encargó en 1992 de solicitarle al Presidente de los Estados Unidos, que el Departamento de Defensa le donara, o vendiera a bajo precio, tres avionetas Cessna a la organización anticubana Hermanos Al Rescate, dirigida por otro terrorista nombrado José Basulto. Basulto formó parte en mayo del 1960 de una operación secreta de la CIA, que consistió en su infiltración en Cuba semanas antes del desembarco por Bahía de Cochinos, con la misión de ejecutar actos terroristas en apoyo a la invasión de abril del 61, utilizando el nombre de Ernestino Martínez. Al fracasar la agresión militar, logró huir en junio de ese mismo año, a través de la cerca de la Base Naval Yanqui en Guantánamo. El 24 de agosto de 1962 participó como artillero de una lancha pirata, que proveniente de los EEUU. tiroteó el entonces teatro Blanquita, actualmente Karl Marx y el hotel Rosita de Hornedo, hoy Sierra Maestra, en Miramar, La Habana.

Con esas avionetas Cessna, Basulto se dedicó a promover actos para subvertir el orden interno en la isla, adicionar nuevas tensiones entre Cuba y Estados Unidos y fabricar provocaciones capaces de desencadenar una acción militar directa de Estados Unidos contra el pueblo cubano, como ocurrió el 24 de febrero de 1992 en áreas del litoral habanero, al violar su espacio aéreo.
Ileana Ros en 1990 se opuso a la visita del presidente Nelson Mandela a Estados Unidos y en el año 2009 le dio total apoyo al golpe de estado en Honduras, con respaldo de los Estados Unidos, a pesar de ser anticonstitucional y anti democrático.

Fue acusada de corrupción en diciembre de 2009, por recibir 18 mil 500 dólares de cada una de las personas que la acompañaron en su visita a Israel, para beneficiarse posteriormente de los “favores” de ella en el Congreso.

Ileana Ros nació en La Habana el 15 de julio de 1952 y emigró a Estados Unidos con ocho años de edad. Siempre ha jugado un rol protagónico dentro del lobby mafioso de origen cubano, apoya diversas organizaciones contrarrevolucionarias y a reconocidos asesinos que han cometidos actos terroristas en Cuba.

En 1991 se opuso con fuerza a la celebración de los Juegos Panamericanos en La Habana.

Apoyó la firma de la Ley Torricelli, la Ley Helms-Burton y el conocido como Plan Bush, con la aspiración de derrocar la Revolución.
En el año 2004 dio su apoyo a varias leyes dirigidas a limitar las exportaciones agrícolas estadounidenses hacia Cuba y para presionar a los bancos norteamericanos para que no hicieran negocios con la isla. Cuando el grupo infantil La Colmenita viajó a Estados Unidos, los acusó de amenazar la seguridad nacional de ese país. Si una plataforma de perforación inició su exploración petrolera en aguas del Golfo de México bajo la jurisdicción de Cuba, Ileana dijo que es algo «peligroso», que proveerá a «los dictadores de La Habana» de «los dólares que desesperadamente necesitan”. Sin avergonzarse lo más mínimo convocó a asesinar al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, durante una entrevista para el documental británico 638 Ways to kill Castro, efectuada en marzo del 2006.

Los años pasaron y la frustración de Ileana de no ver nuevamente a Cuba sometida a los Estados Unidos (y el estar cerquita de un juicio por corrupción), la convencieron de que lo mejor para ella era abandonar el Congreso de Washington e irse a su casa, aunque sobre su conciencia quedará indeleblemente el haber apoyado a quienes asesinaron directamente a cientos de cubanos inocentes (y a muchos miles indirectamente a través del Bloqueo).

Crocuta crocuta (La Hiena)

El pasado 18 de enero en el subcomité del Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes de Estados Unidos se mostró una vez más, la maquiavélica y siniestra estatura moral de uno de las más rencorosos e irreconciliables miembros de ese cónclave. María Elvira Salazar es la presidenta del subcomité del hemisferio occidental, heredera de “La Loba” y como tal trató de intimidar a su colega Barbara Lee y a otros congresistas que quieren el bien para los Estados Unidos y para Cuba, con vulgaridades raramente escuchadas en el Capitolio de Washington, por “atreverse” a pedir el fin del Bloqueo anti cubano. Pero, ¿quién es María Elvira Salazar?

Nació en el barrio conocido como La Pequeña Habana en la ciudad de Miami, hija de emigrados cubanos. Perfectamente bilingüe, se graduó en el Miami- Dade College, se graduó como licenciada en Comunicación y obtuvo una maestría en administración pública de la Universidad de Harvard. De 62 años (muy bien llevados) es una periodista y política estadounidense, que se hace pasar por cubana, país en el que nunca ha puesto un pie. Fue una conocida reportera de la cadena Univisión (incluso acreditada en la Casa Blanca) y más tarde de Telemundo, las dos principales cadenas hispanas de la televisión estadounidense. Entrevistó al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en 1995 en la Misión de Cuba ante la ONU.

En enero de 2018, la congresista saliente Ileana Ros- Lehtinen, (¡¡quien mejor!!) republicana que había representado al distrito 27 del Congreso desde 1989, se reunió con Salazar. Le dijo que su distrito era «totalmente ganable para el candidato correcto» del Partido Republicano, y agregó que Salazar «podría ser el candidato correcto». Pero el paso del batón no funcionó muy bien que digamos.

En marzo de 2018, Salazar anunció su candidatura para representar el distrito 27, tradicionalmente republicano, y fue víctima de extremismo derechista (sí, no es un error de quien esto escribe, derechista insisto) por parte de su oponente republicano en las primarias, el no menos seudo- cubano Bruno Barreiro, quien la criticó por “haber entrevistado a Fidel Castro y haberlo llamado Comandante”, así como por una aparición de 2016 en Fox News, donde calificó el acercamiento de Barack Obama con Cuba como un «acto noble». Salazar calificó el ataque de Barreiro como «difamatorio» y se “limpió” diciendo: «He sido en el aire uno de los críticos más acérrimos y duros de la Revolución Cubana”.

En agosto de 2019, Salazar anunció su candidatura para competir en una revancha contra Shalala. Fue respaldada por el entonces presidente Donald Trump y se enfrentó a Shalala (quien se calificaba a sí misma como una socialista pragmática) en las elecciones generales de noviembre de 2020. Salazar ganó, 51,4 por ciento contra 48,6 por ciento y muchos opinan que fue por el desafortunado uso por parte de su rival en Miami de la palabra “socialista”.

Trataré de mencionar sucintamente y sin orden cronológico las principales agresiones de “La Hiena” contra nuestro país:

• Que no existen Mipymes en Cuba o que todas están integradas por personas del gobierno cubano.

• Protagonista y defensora a ultranza del cierre del consulado en la Habana que separó a las familias.

• Autora del proyecto de ley que hoy avanza en el Congreso con mentiras gigantes para tratar de impedir que algún Presidente, con voluntad política de poner fin al fraude, tenga la decencia de sacar a Cuba de listados unilaterales y arbitrarios a los que no pertenece como el de Estados patrocinadores del Terrorismo, libertad religiosa, derechos humanos o trata de personas entre otras designaciones sesgadas y políticamente motivadas, sin conexión con el desempeño real de Cuba en la materia.

• Vale la pena ver los videos en los que trata de intimidar y amenaza de forma ridícula y exagerado histrionismo al subsecretario asistente de Estado Jacobstein.

• Claro que no es la única y no está sola en ese esfuerzo de odio y destrucción. Sus posiciones se complementan junto a las de los senadores Marco Rubio, Ted Cruz, Díaz- Balart y otros legisladores que, gracias a las generosas contribuciones de sectores adinerados, se benefician con la ausencia de vínculos entre Cuba y Estados Unidos. En esta lista, hoy es más larga que nunca en el Congreso, destaca la gestión mafiosa del finalmente atrapado senador Bob Menéndez, cuya ambición y corrupción ilimitada se ha extendido a otras dimensiones más allá del dominio de la agenda anticubana de la Casa Blanca, de la que hasta hace muy poco presumía públicamente y con razón de controlar por completo.

• Por eso a nadie le puede extrañar que María Elvira organizara una audiencia para cuestionar la existencia de nuevos actores económicos en Cuba, especialmente de las Mipymes, cooperativas agropecuarias o trabajadores por cuenta propia.

• La existencia de este sector de la economía fue cuestionada en una audiencia por la representante antes periodista- locutora que devino instrumento profesional de la maquinaria de odio de Miami. La existencia de las Mypimes es fácilmente detectada en los registros públicos actualizados en línea en que aparecen las 492 páginas con 10 mil 079 entidades para el 15 de enero y en la cotidiana actividad y complejidad del escenario económico actual de Cuba.

• Propuso la comedia de colocar globos para poner internet en un país supuestamente sin internet.

• Propuso establecer el otorgamiento de visas estadounidenses a ciudadanos cubanos en el territorio ocupado de la Base Naval de Guantánamo

• Apoyó todo tipo de injerencia e intervención en Cuba; vigiló al Departamento de Estado para que persiguiera los programas de cooperación y los ingresos del sistema de la salud pública para todos los cubanos, incluyendo nuestros niños y ancianos, mientras posaba en los medios de desinformación de la Florida con una niña, una sola niña, a quien le resolvió la visa.

A asegurar eso se dedicaba la congresista María Elvira mientras más de 100 de sus colegas del Congreso, como la congresista demócrata por California Barbara Lee, una de las mujeres legisladoras más respetadas, quien fuera presidenta del Caucus Negro, sumaba su firma a las cartas que exigían al gobierno de Biden prestar atención a la realidad de Cuba, detener la medidas de Trump que hacían tanto daño y que contribuyeron al aumento de la mortalidad infantil de Cuba, al incremento del flujo migratorio descontrolado y afectaron el bienestar, la integridad y el nivel de vida de ese pueblo que María Elvira dice que quiere “liberar”.

Uno de los más entusiastas voceros de María Elvira, ni más ni menos que Alexander Otaola, adereza la noticia de su propuesta de una ley que limite la libertad de expresión de los izquierdistas (ella los llama a todos socialistas) pidiendo que de la eso se pase a la acción, es decir a una «cacería de brujas». Propone pensar qué van a hacer con todos los que tienen algún pensamiento socialista. Hitler redivivo y Edgar Hoover, el perseguidor de las izquierdas, quedan como niños de teta, frente a los voceros de la ultraderecha del estado más próximo a Cuba.

Una consideración final.

Por todo lo anterior, considero que los sobriquetes o apodos de “La Loba” y “La Hiena” expresan características bien señaladas de dos de las peores enemigas del pueblo cubano. Me preocupa más que el usarlos pueda traer fobias contra las lobas e hienas cuadrúpedas.

rmh/jro

Notas:
1. La rabia es una enfermedad zoonótica viral, muy aguda e infecciosa. Es causada por un Rhabdoviridae que ataca al sistema nervioso central produciendo encefalitis con una letalidad cercana al 100 por ciento (solo se conocen siete casos comprobados y otros 12 dudosos, de supervivencia a una infección con rabia), aproximadamente 59 mil muertes anuales a nivel mundial, 99 por ciento trasmitida por perros. Tanto la “lobas” como las “hienas” son susceptibles de padecer y trasmitir rabia.

2. El 21 de septiembre de 1976, Orlando Letelier, uno de los principales opositores del dictador Augusto Pinochet fue asesinado con un coche bomba, junto con su colega de trabajo Ronni Karpen Moffitt, quien estaba en el auto con su esposo Michael. El asesinato fue llevado a cabo por agentes de la DINA (Policía Secreta de Pinochet), uno entre muchos llevados a cabo como parte de la Operación Cóndor. Los ejecutores directos fueron terroristas de origen cubano miembros de la organización contrarrevolucionaria CORU, entre ellos José Dionisio Suárez Esquivel, Virgilio Paz Romero, Alvin Ross Díaz y los hermanos Guillermo e Ignacio Novo Sampoll, y los líderes de CORU Bosch y Posada Carriles. Documentos desclasificados de la inteligencia estadounidense confirman que Pinochet ordenó directamente el asesinato.

José R. Oro
José R. Oro

José R. Oro Nació en Cuba en 1952. Geólogo de profesión, es autor de cuatro libros y más de 100 artículos especializados en minería, geología, ingeniería y medio ambiente y muchos otros de temas sociales, política y economía. Habla español, inglés, ruso y portugués. Experiencia en el desarrollo de grandes proyectos mineros y de infraestructura en Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Finlandia, Estados Unidos y Canadá. Vive en Connecticut, Estados Unidos. Casado.

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….