Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

miércoles 12 de junio de 2024

En el Aniversario 65º

PRENSA LATINA:

Frente al monopolio informativo y la colonización cultural

Por Gustavo Robreño Dolz

Vuelvo a releer “Periodismo, riesgos y peligros” -publicado por Prensa Latina en 2015-, y regreso de este modo a los orígenes fundacionales, los muchos avatares y también a los logros alcanzados en la batalla comunicacional a costa del esfuerzo, el compromiso, el talento y la decisión de cientos de hombres y mujeres que desde el principio y a lo largo de diversas etapas coincidieron en que era necesario enfrentar de una vez y por todas al terrorismo mediático y su hermana gemela, la colonización cultural. Y así lo hicieron y hacen hasta hoy.

Como es sabido, la génesis de Prensa Latina como agencia latinoamericana de noticias está en la Sierra Maestra y surgió durante la visita de trabajo que efectuó el periodista argentino Jorge Ricardo Masetti y mediante las conversaciones e intercambios que entonces tuvo con Fidel y el Che, quienes apoyaron con pasión esta idea.

El triunfo revolucionario en Cuba el 1 de enero de 1959 hizo que las posibilidades de lanzar el audaz proyecto se convirtieran en realidad. Masetti regresó al país e inició una febril actividad organizativa, resolviendo infinidad de dificultades materiales y técnicas y entregándose de lleno a la labor de reunir periodistas cubanos y latinoamericanos que fueran capaces de comprometerse con una iniciativa que parecía tener futuro, pero que, a su vez, incluía muchos riesgos de todo tipo.

Si recordamos la situación informativa de Cuba y los demás países de Nuestra América en aquellos tiempos comprobaríamos que estaba dominada y controlada en términos prácticamente absolutos por las transnacionales con sede en Estados Unidos. El reto para la naciente Prensa Latina era, por tanto, inmenso y parecía inalcanzable.

El 16 de junio de 1959- recuerden bien esa fecha- se puso en marcha el atrevido proyecto, que desde un principio tropezó con la hostilidad y las agresiones que derivaban también contra la Revolución Cubana, de la cual era fruto.

Comenzaron así los 65 años que hoy culminan y a lo largo de las diversas etapas vividas muestran la resistencia creativa y la madurez de PL como organización noticiosa y fuente de cultura, capaz de enfrentar con éxito las mayores dificultades, solventarlas y seguir adelante.
Quienes le dieron solo pocos días de vida, seguramente quedan ahora asombrados cuando ven su desarrollo y su ímpetu, desde los más jóvenes profesionales de la prensa hasta los más veteranos, que aún colaboran y llevan sus experiencias y conocimientos bien asentados a la joven generación.

Al cabo de más de seis décadas al servicio de la verdad, Prensa Latina puede exhibir orgullosa su apego a la ética periodística y un verdadero culto a la objetividad y la certeza de cuanto trasmite, fiel al lema inculcado por Masetti: ser objetivos, pero no imparciales.
Sería injusto, además de arriesgado, ponernos a enumerar nombres y circunstancias que han engrandecido y honrado a PL durante estos años de lucha ideológica en el terreno del periodismo latinoamericano. Prefiero destacar el nombre de Jorge Ricardo Masetti y proyectarlo como símbolo que a todos los envuelve y representa; junto a él y después de él, siempre hubo una pléyade de colaboradores dispuestos a compartir los riesgos y peligros de ser pionera en la emancipación informativa de América Latina y el Caribe.

En los nuevos tiempos que vivimos, arrastrados por la vorágine de las llamadas “redes sociales” y las nuevas tecnologías de la comunicación, Prensa Latina pugna por seguir dando lo mejor de sus enseñanzas y sus experiencias a los nuevos medios que puedan surgir con propósito semejante. Es su deber solidario e internacionalista y así lo cumple.

La llegada de Internet y otras novedades comunicacionales no sorprendió a Prensa Latina, la Agencia Informativa Latinoamericana se movió con rapidez a esos escenarios y es actualmente una multiplataforma variada que cuenta con una amplia variedad de servicios y alcanza el mundo entero.

Los cambios que están teniendo lugar en Nuestra América son sin dudas dramáticos y esperanzadores, pero tienen que ser, además, irreversibles. En esa lucha que se avecina, la Revolución Cubana tendrá su papel y será acompañada, como siempre, por la firmeza de principios y la eficiencia profesional de Prensa Latina y su colectivo.

rmh/grd

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….