Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

miércoles 12 de junio de 2024

La masiva “ayuda militar” de los EE.UU. y la OTAN a Ucrania, Israel y Taiwán: ¿Una Internacional Fascista?

Por José R. Oro

Se acaba de aprobar en el Congreso de Estados Unidos un paquete de “ayuda militar” por la alucinante cifra de 95 mil millones de dólares, de los cuales 61 mil millones irán a Ucrania, 26 mil millones a Israel y ocho mil millones a Taiwán.

La tesis de este artículo es que la ayuda militar estadounidense está dirigida a tratar de eternizar un imposible mundo “unipolar” por la vía del debilitamiento o destrucción económica de los nuevos protagonistas a nivel internacional (económicamente a través de los BRICS). Todas las otras supuestas razones son excusas y pretextos dirigidos a confundir a la opinión pública mundial.

¿A quién y para que se dan esta “ayudas” de muerte y destrucción?

Durante 1868 y hasta el 1898, la Republica de Cuba en Armas no recibió ninguna ayuda militar en su lucha por la independencia del país. Todo lo contrario, se hizo por parte de los gobiernos estadounidenses de la época todo lo posible por evitar las expediciones de ayuda a los mambises financiadas por los exilados cubanos y por estadounidenses de principios. Uno de los ejemplos más lacerantes de colusión entre la emergente gran potencia de entonces y el decadente imperio colonial español, fue la ocupación de los barcos y otros recursos de la abortada expedición de Fernandina. Era una causa justa, justísima, quizás por ello no recibió ningún apoyo de la gran potencia vecina.

Países/tiempo Millones de USD

Cuba en Armas 1868 – 78 0.00

Cuba en Armas 1880 – 81 0.00

Cuba en Armas 1895 – pre guerra Hispano – Cubano – Americana 0.00

Imperio Español, Capitanía General de Cuba 1868 – 1898 Entre 56 y 60 millones USD en total; incluyendo decenas de lanchas patrulleras, para impedir las expediciones organizadas por exiliados cubanos

Ningún suministro militar le fue concedido por el gran país vecino a los mambises, que de haberlos recibido – incluso en cantidades limitadas – hubieran expulsado a las fuerzas coloniales españolas y sus títeres locales, y ganado la independencia patria.)

El “Préstamo y Arriendo” durante la II Guerra Mundial: ¿Tiene la sangre precio?

La Ley de Préstamo y Arrendamiento fue un vehículo financiero bajo el cual Estados Unidos suministró armas, alimentos, petróleo y materias primas de todo tipo al Imperio Británico, la URSS, Francia Libre, la China del Kuomintang y otros aliados durante la Segunda Guerra Mundial entre 1941 y 1945. Se promulgó el 11 de marzo de 1941 y finalizó el 20 de septiembre de 1945. Se envió un total de 50 mil 100 millones de dólares (equivalentes a más de 800 mil millones de dólares en 2024) en pertrechos y otros productos. En total, 31 mil 400 millones de dólares se destinaron al Reino Unido, 11mil 300 millones a la Unión Soviética, tres mil 200 millones a Francia Libre, mil 600 millones a China (Kuomintang) y los dos mil 600 millones restantes a los otros aliados. Cuba recibió 6.6 millones de dólares en armas (2).

Después de la caída de Francia en manos de los nazis (junio de 1940), el gobierno de Franklin D. Roosevelt apreció el terrible peligro que se cernía sobre el Imperio Británico y sobre lsu propio país. Los Estados Unidos tenían una gran Marina de Guerra, pero el Ejército era pequeño y no estaba armado suficientemente. Para operar con éxito en las cuencas del Pacifico y del Atlántico contra la Potencias de Eje, era necesario tiempo, tiempo, tiempo. También querían que los muertos los pusieran otros y que la guerra y destrucciones no llegaran al territorio de EEUU. El más grave error estratégico de Hitler, que determinó su derrota, ocurrió el 22 de junio de 1941, cuando 190 divisiones y muchos miles de tanques y aviones de la Alemania Nazi y sus aliados (Rumania, Hungría, Eslovaquia y Finlandia) invadieron a la URSS.

Con respecto a la “ayuda” misma, los EEUU. le dieron o transportaron al Imperio Británico unos 42 mil dólares por cada baja sufrida enfrentando a los nazis, comparado con China a la que le fue dado algo más de 1,000 dólares por cada fatalidad sufrida en su lucha contra el Imperio Japonés y la URSS recibió 407 dólares por caído, enfrentando y derrotando a contingentes de 15 países (que representaban casi dos tercios de todas las tropas del Eje), en frentes desde Europa Oriental, Central, Balcanes, Escandinavia, Manchuria, Corea y mantuvo grandes contingentes de tropas en el Cáucaso e Irán. ¡La sangre no tiene precio!

Inmediatamente después del fin de la Segunda Guerra Mundial, y usando otras leyes de “ayuda militar” los Estados Unidos sostuvieron al Kuomintang hasta su completa derrota el de octubre de 1949.

Apoyo al intento de Francia de recolonizar Indochina y en Argelia

Las fuerzas francesas que intentaron recolonizar Indochina fueron trasportadas en buques de guerra y de transporte estadounidenses e ingleses, además de la Marina gala. El 30 de junio de 1950 se entregaron los primeros suministros militares estadounidenses a Francia, directamente en Indochina. En septiembre, Truman envió el Grupo Asesor de Asistencia (MAAG) a Indochina para ayudar a los franceses. Más tarde, en 1954, Dwight D. Eisenhower explicó el riesgo de escalada cuando ya los EEUU. costeaban el 80 por ciento del esfuerzo colonialista francés, por unos tres millones de dólares diarios. Se incluyeron en esta “ayuda”, cientos de aviones de todo tipo, cientos de tanques y transportadores blindados, más de dos millones de toneladas de gasolina de aviación y regular, miles de toneladas de bombas (incluyendo napalm), decenas de miles de toneladas de municiones e inmensa cantidad de otros pertrechos. Cuando la situación en Dien Bien Phu se deterioró en 1954, Francia solicitó más apoyo a Estados Unidos, incluido equipo e intervención directa. El 4 de abril, el Primer Ministro francés, y el Ministro de Asuntos Exteriores comunicaron al embajador estadounidense que » es necesaria una intervención armada inmediata estadounidenses en Dien Bien Phu para salvar la situación». Estados Unidos discutió con sus aliados múltiples opciones, incluido el uso de armas nucleares tácticas que los EE.UU. estaban dispuestos a entregar a la metrópoli colonial. Una preocupación clave en la planificación fue la respuesta de China. Mientras continuaba la planificación, Estados Unidos trasladó una poderosa flota de guerra, que incluía a los portaaviones Boxer y Essex, frente a las costas de Vietnam. Pero todo ello terminó con la ignominiosa derrota de Dien Bien Phu y la capitulación o aniquilamiento de casi 20 mil de las mejores tropas del Cuerpo Expedicionario Francés, incluyendo muchos oficiales y soldados ex– alemanes nazis reclutados por la Legión Extranjera francesa.
Una situación semejante ocurrió durante la guerra de Independencia de Argelia, cuando los EEUU. proveyeron una parte mayoritaria de las armas u municiones del ejercito colonial francés, también derrotado a la postre.

La “ayuda militar” a la contrarrevolución cubana

El gobierno de Estados Unidos desde finales 1959 comenzó a organizar la invasión a Playa Girón (conocida en la literatura estadounidenses como Desembarco de Bahía de Cochinos u Operación Pluto). A los miembros de la así llamada “Brigada 2506” le fueron entregadas pistolas Colt . 45, fusiles Garand, carabinas M1 y M2, subfusiles M3, subfusiles Thompson y fusiles automáticos Browning BAR, ametralladoras M1919, ametralladoras M2 y granadas MK2, morteros de 60 mm, 81 mm y 4,2 pulgadas, cañones sin retroceso de 57 mm y 75 mm. Explosivos C-3 y C-4 para las demoliciones, equipos de radio PR-6 y PR-10, ocho aviones de transporte C – 46, seis aviones de transporte C – 54 , 16 bombarderos B -26; cinco tanques M41, ocho buques, siete lanchas de desembarco, dos2 buques LST artillados para apoyo de fuego naval y antiaéreo, etc.

Como se observa, las armas y la “ayuda de seguridad” eufemismo utilizado ahora con frecuencia, no determinan el éxito de las agresiones imperialistas por el mundo.

Podemos citar la “ayuda” a Jonas Savimbi en Angola, a los regímenes militares del pasado en América Central y del Sur, como los muchísimos ejemplos de masacres, empeoramiento de las condiciones sociales y peligro existencial para el género humano

La “ayuda” a Ucrania, Israel y Taiwán. El mundo al borde del abismo nuclear

Estados Unidos enviará un paquete de seguridad sustancial a Ucrania, que incluirá sistemas de defensa aérea y municiones de artillería “muy necesarios”, dijo la Casa Blanca, que actúa rápidamente para “ayudar” a los neo– nazis de Kiev a tratar de contrarrestar una inminente ofensiva rusa.

El paquete de armas por un total de unos 61 mil millones, reinicia un esfuerzo de Estados Unidos y sus aliados para sostener al asediado ejército de Ucrania. El Pentágono, habiendo anticipado que los legisladores pondrían fin a su estancamiento, señaló en los últimos días que estaba preparado para apresurar al menos una parte de este reabastecimiento al campo de batalla en unos pocos días. El presidente Joe Biden, en declaraciones a la prensa, anunció la semana pasada que las entregas se iniciarían en las “próximas horas”.

Se han utilizado obuses suministrados por Occidente para tratar de inmovilizar las formaciones rusas. Las tropas ucranianas también han utilizado cohetes de artillería proporcionados por Estados Unidos para intentar destruir puestos de mando y para realizar ataques de terror en las provincias rusas limítrofes.

La reposición de la defensa antiaérea de Ucrania ayudará a proteger sus maltrechas tropas e infraestructura, que han sido objeto de ataques implacables por parte de misiles y drones rusos, que a pesar de todo este alarde de “ayudas” seguirán incrementándose cada día.

Rusia, ayudada por reemplazos de personal y su propio creciente reabastecimiento de equipos, ha logrado avances en la región oriental de Donetsk en Ucrania, consolidándose alrededor de la ciudad de Chasiv Yar. La captura de Chasiv Yar permitiría a las fuerzas rusas lanzar ataques desde terreno elevado, amenazando ciudades más grandes de Ucrania. La ciudad de Jarkov, segunda en población y primer centro de la industria bélica de Ucrania esta en serio peligro de ser capturada en el futuro por las fuerzas de la Federación Rusa, lo que sería una catástrofe para los neo– nazis y podría decidir el fin de V. Zelenski y que negocien seriamente por la paz.

La asistencia renovada no inclinará la balanza a favor de Kiev, y funcionarios estadounidenses han dicho que prevén un año 2024 agotador, en el que las prioridades de Kiev incluyen controlar áreas en disputa en el norte y este del país, mantener su infraestructura comercial en el Mar Negro y disminuir la capacidad de las fuerzas rusas en el sur, y amenazar la península de Crimea, territorio de Rusia. Todo ello carente de las más mínimas bases de realidad.

Estados Unidos proporcionará más cohetes de defensa antiaérea Stinger y otras municiones, incluidos misiles antibuque. El Pentágono también enviará vehículos de combate Bradley, vehículos blindados de transporte de personal y blindados ligeros Humvees. El reabastecimiento de armas antitanque se considera particularmente crucial, ya que las fuerzas rusas han realizado avances y ajustes tácticos a lo largo de las líneas del frente. Se han utilizado más tanques y vehículos blindados en ataques hacia posiciones ucranianas en comparación con hace seis meses. El paquete estadounidense incluye misiles TOW, que pueden usarse con lanzadores fijos o encima de vehículos. También incluye misiles antitanques Javelin y sistemas antiblindaje AT-4 de fabricación sueca, que pretenden proporcionar defensas contra las incursiones blindadas rusas.

Otra asistencia incluye municiones para armas pequeñas, incluidas munición de calibre .50 para derribar drones, vehículos de apoyo para transportar equipos y dispositivos de visión nocturna, junto con repuestos y municiones de entrenamiento. El nuevo “paquete de ayuda” estadounidense es el mayor que Estados Unidos ha proporcionado a Ucrania desde que comenzó la Operación Militar Especial de Rusia a principios de 2022. La última transferencia de armas de Washington, por un total de 300 millones de dólares, se concretó en marzo después de que el Pentágono identificara “ahorros de costos imprevistos” (¡que cinismo!).

Los 61 mil millones de dólares para Ucrania que el Congreso autorizó recientemente proporcionan financiación al Departamento de Defensa para agrupar y enviar armas, municiones y equipos de las existencias militares y luego reponer esos inventarios con nuevas compras a empresas estadounidenses. También incluye fondos para comprar armas directamente para Kiev.

En el caso de Israel, se le enviaran 26 mil millones de dólares en armas, lo que demuestra fehacientemente la complicidad de la Casa Blanca de Biden con el genocidio de Gaza, y el deseo de “ajustarle cuentas a Irán”. Estas armas pueden provocar en el Medio Oriente un baño de sangre de proporciones desconocidas hasta la fecha, y el, pueblo israelita puede sufrir mucho más de lo que sus líderes locales y del Potomac piensan. Puede además provocar la caída de gobiernos partidarios de los EEUU., como el de Arabia Saudita, e incluso provocar una Tercera Guerra Mundial.

Finalmente se enviarán ocho mil millones de dólares en armas a Taiwán, para presionar y provocar a la RP China, en un acto de inmensa irresponsabilidad con la humanidad, a la que ponen en peligro de la forma más desmañada y criminal.

Se ha formado una “Internacional Fascista” para tratar de mantener un imposible mundo “unipolar”

Un factor de importancia es la participación en gran escala de los aliados de Estados Unidos en el suministro de armas muy sofisticadas, entrenamiento, apoyo logístico, de inteligencia, participación en sabotajes (el gasoducto Nord Stream II el mejor ejemplo) y otras formas de agresión. La única forma de derrotarlos es ¡Plan contra Plan!, formando un Internacional Antifascista de los Pueblos

Como se ha visto en la historia, las “ayudas” militares imperialistas solo conllevan millones de muertos y enormes desgracias para los pueblos, usando de manera torpe y absurda los recursos que se necesitan con extrema urgencia para enfrentar la pobreza, el hambre, la desigualdad, los cambios climáticos, el potencial de pandemias, entre otras amenazas que se ciernen sobre el género humano.

rmh/jro

Notas:

(1) Bajo “Imperio Británico” se incluye al Reino Unido, Canadá, India (+ Pakistán, Bangla Desh y Sri Lanka), Australia – Nueva Zelandia, África del Sur y decenas de otras colonias. Datos Oficina del Contabilidad del Senado de los EE.UU.

(2) Cuba perdió siete buques mercantes y 79 marinos. La Marina de Guerra cubana hundió al submarino nazi U -176, y escoltó a muchos cientos de buques aliados. Las bases aéreas de San Antonio, San Julián, Mariel y Camagüey y las de dirigibles de Caibarién e Isla de Pinos, garantizaron el patrullaje del Caribe y el Golfo de México. Cuba aportó ingentes cantidades de azúcar, tabaco, café, cacao, minerales de cobre, níquel, manganeso y cromita, críticos para los aliados. El submarino U– 176, por sí solo, valía más que toda la “ayuda” recibida por Cuba.

Al poder el aliento se oponga,
Y a la muerte contraste la muerte
La constancia encadena la suerte
Siempre vence quien sabe morir.
José María Heredia (Septiembre de 1825)

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….