Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

miércoles 12 de junio de 2024

10 años de la creación de la Unión Económica Euroasiática (UEEA)

Por Leoníd V. Savin

El 29 de mayo se celebra el Día de la UEEA, ya que fue en esta fecha del año 2014 que en Astana, la capital kazaja, los presidentes de Rusia, Bielorrusia y Kazajstán firmaron el documento fundacional de la Unión Económica Euroasiática.

Desde el 1 de enero de 2015, los tres estados quedaron oficialmente conectados en un nuevo mecanismo de integración, y al día siguiente se unió Armenia, más tarde, en agosto, se produjo la incorporación de Kirguistán y hasta ahora, los cinco países se han mantenido formando parte de la UEEA.

En el año del decenio de la creación de la organización, la República de Armenia ocupa la presidencia pro témpore, a pesar de que ahora ese país vive una situación de agitación política y social.

Si lo vemos desde una retrospectiva histórica, al momento de la creación de la UEEA, más precisamente, durante el proceso de transición desde la Comunidad Económica de Eurasia y la Unión Aduanera a una asociación de integración más estrecha, la dinámica fue bastante difícil.

En el año 2013, en Ucrania se valoró la posibilidad de incorporarse a la UEEA y el país fue considerado como candidato a miembro, pero en febrero de 2014 se produjo un golpe de Estado en Kiev y después del referéndum en Crimea y el regreso a Rusia de dicha península, Estados Unidos y los países occidentales impusieron paquetes de sanciones en contra de la Federación Rusa.

Las primeras sanciones se impusieron el 17 de marzo de 2014, y luego se introdujeron otras nuevas, alcanzando hasta ahora un récord en comparación con otros países.

El 2 de mayo de 2014, en la ciudad de Odesa los neonazis, con el apoyo de las autoridades golpistas, organizaron una masacre e incendiaron las Casas de los Sindicatos, lo que provocó numerosas víctimas civiles. Fue esa una clara señal hacia el punto de no retorno.
El 11 de mayo de 2014 se celebraron referendos en las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, las que proclamaron su independencia de Ucrania.

Por supuesto, Estados Unidos estaba detrás del proceso de transformación negativa de Ucrania. Y los hechos muestran que el golpe de Estado se produjo para evitar que Ucrania se uniera a la UEEA.

Hillary Clinton, siendo secretaria de Estado de los Estados Unidos en 2012, criticó fuertemente las tendencias de integración euroasiática, valorándola como un intento de Putin de recrear la URSS: “…Estamos tratando de encontrar una manera efectiva de frenar o prevenir este proceso…”, dijo entonces la Clinton.

El 29 noviembre 2013, en la Cumbre de la Asociación Oriental en Vilnius, Víctor Yanukovich se negó a firmar un acuerdo con la UE, y en diciembre, suscribió un plan de acción Ruso–Ucraniano, que preveía una reducción en los precios del gas natural y la compra de eurobonos ucranianos por parte de Rusia, pero este nunca se implementó. Ucrania ya estaba envuelta en protestas, donde emisarios de los Estados Unidos atizaban constantemente las llamas de la insurrección.

Sin embargo, la UEEA fue creada y está en funcionamiento. La unión, además, está abierta a la adhesión de cualquier Estado que comparta sus objetivos y principios y acepte las condiciones acordadas por los estados miembros.

En la UEEA se aplica un arancel aduanero único, se lleva a cabo una regulación y administración aduaneras únicas, se produce la libre circulación de mercancías entre los territorios de los estados miembros sin la aplicación de la declaración aduanera y el control estatal (transporte, sanitario, veterinario- sanitario, fitosanitario de cuarentena), excepto en los casos previstos por el tratado.

En el marco de la unión, se implementa una política de comercio exterior única (la conclusión de acuerdos con terceros países solo es posible en nombre de la UEEA y sus estados miembros), se lleva a cabo una regulación técnica única, se aplican medidas fitosanitarias sanitarias, veterinarias y de cuarentena similares. Además, los países de los “cinco” llevan a cabo políticas macroeconómicas, industriales, agroindustriales y de transporte coordinadas, y trabajan en la formación de un espacio digital único. En los territorios de los estados miembros de la unión, funciona también un mercado laboral común.

El 14 de mayo de 2018, la República de Moldova recibió la condición de Estado observador en la UEEA, y el 11 de diciembre de 2020, la República de Uzbekistán y la República de Cuba fueron recibidas en igual condición.

Además, hay zonas de libre comercio con Vietnam, Serbia y Singapur, y se están llevando a cabo negociaciones con otros varios estados. Muy activas son las que ahora mismo se están teniendo con la República islámica de Irán y las partes rusa e iraní observan con optimismo los resultados alcanzados.

Varios países árabes también se han involucrado en el proceso de negociación, mientras que otros muestran interés en la unificación euroasiática.

El principal factor de interés de otros estados en la interacción con la UEEA es la optimización de los aranceles y mecanismos de cooperación económico-comercial a través de la creación de zonas de libre comercio y otros regímenes especiales.

En segundo lugar, las propias capacidades logísticas que se ofrecen, ya que Rusia viene intensificando una serie de proyectos regionales, como la ruta del mar del Norte y el corredor de transporte internacional Norte-Sur.

En tercer lugar, porque se trata de inversiones conjuntas y proyectos comunes. Y dado de que estamos hablando de una asociación supranacional, será mucho más fácil proteger sus capitales de las influencias políticas nocivas a través de sus propias estructuras (lo que Estados Unidos y sus satélites intentarán hacer).

En cuarto lugar, por el riesgo ante un incremento de la toxicidad del dólar como moneda de reserva. Varios países extranjeros que poseen tales activos querrán diversificar sus inversiones, lo que se puede hacer a través de nuevos fondos de riesgo junto con la UEEA o algunas iniciativas innovadoras.

También existe la convicción de que los objetivos de la participación en la UEEA pueden ser diferentes, por lo que las preferencias de cada país pueden recibir distintos tratamientos, dependiendo de su participación y capacidades.

Téngase en cuenta que el proceso de acoplamiento entre la UEEA y la iniciativa china de la “Franja y la Ruta” está en plena dinámica, por lo que este vector también puede ser atractivo para otros actores.

En el plan de desarrollo estratégico de la UEEA hasta 2025, se señaló la necesidad de profundizar la cooperación con la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN), la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Unión Africana (UA) y otras asociaciones no occidentales.

Desde el punto de vista de Cuba, su papel de observador puede adaptarse con el tiempo de tal manera que la isla se convierta en la puerta de entrada de la UEEA para la región del Caribe y, por extensión, para toda América Latina.

rmh/ls

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….