Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

viernes 19 de julio de 2024

Julian Assange libre y los crímenes de guerra estadounidenses siguen impunes

Por Luis Ernesto Guerra

Julian Assange el hombre qué desafió al hegemón estadounidense:

Assange creó en 2006 un medio de comunicación sin fines de lucro al que llamó WikiLeaks. Allí publicó más de 10 millones de documentos clasificados proporcionados por fuentes anónimas. Estados Unidos se encontró de pronto con un medio que revelaba los más oscuros secretos filtrados desde el Pentágono sobre sus operaciones en Irak y Afganistán y sobre su manejo de la cárcel de Guantánamo, además de correspondencia confidencial del gobierno y sus embajadas en todo el mundo.

En 2010 Assange fue designado por los lectores de la revista Time como personaje del año y el semanario Newsweek lo definió en 2012 como uno de los personajes más revolucionarios. Precisamente en 2010, cuando WikiLeaks alcanzó su mayor popularidad con sus filtraciones explosivas, Suecia reclamó la detención de Assange por dos acusaciones, una por la violación de una mujer y otra por acoso sexual, durante una visita a Estocolmo para dar una conferencia. Esos cargos serían abandonados con el tiempo.

Assange negó la veracidad de ambas acusaciones, pero tuvo que purgar un arresto domiciliario en la casa rural inglesa de un amigo y colega, hasta que en mayo de 2012 el Tribunal Superior de Londres accedió a su extradición a Suecia. En junio, ante el acoso al que estaba siendo sometido y para evitar su extradición, Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres, donde estuvo siete años durante el gobierno de Rafael Correa.

Con la llegada al poder de Lenin Moreno, Ecuador dejó de darle asilo a Assange. Fue detenido por las autoridades británicas el 11 de abril de 2019. “En septiembre de 2021 una investigación de Yahoo News denunció que la CIA planeaba secuestrar o incluso matar a Assange en la embajada”. Esa denuncia fue confirmada por Kristinn Hrafnsson, quien sostuvo que «la investigación de Yahoo News no fue desmentida por nadie y fue incluso confirmada por el exdirector de la CIA, Mike Pompeo».

El fundador de Wikileaks Julian Assange llegó a un acuerdo de culpabilidad con Estados Unidos y recuperó su libertad, convirtiéndose además en el paradigma y ejemplo de lucha frente al imperialismo estadounidense convertido en el gendarme del mundo, es el símbolo de defensa de la libertad de expresión, de la libertad de pensamiento, de la comunicación alternativa, comprometida con la defensa de los derechos fundamentales y humanos de la humanidad.

El imperialismo estadounidense a pesar de su permanente y recurrente geopolítica de la dominación que implementó mediante una sistemática y abrupta agenda de persecución y forjamiento de delitos nunca cometidos que jamás pudieron ser probados, por carecer de la correspondiente materialidad y rigurosidad en materia penal, no pudo vencerlo.

Los pueblos del mundo, que abrazan las causas del periodismo militante de defensa de la vida, así como el activismo en la defensa de derechos humanos, nunca se rindieron o doblegaron, por el contrario, levantaron sus voces de solidaridad activa, de indignación ante tamaña injusticia y violaciones. Mediante eventos, foros, plantones de protesta, condenaron y repudiaron la infame persecución orquestada por los laboratorios de inteligencia y tanques de pensamiento estadounidenses incluidas sus agencias entre ellas la Agencia Central de Inteligencia(CIA), que su máximo Jefe, Mike Pompeo, no pudo negar que planificaron ejecutarlo en la Embajada del Ecuador en Londres en abril del 2019, concomitante algunos nefastos operadores políticos como el expresidente Lenin Moreno, el mismo que cumplió a rajatabla la sumisión, subordinación, el asedio e injerencia estadounidense en la región latinoamericana, permitió el ingreso de la policía británica en la Embajada en Reino Unido consumándose uno de los actos más lesivos de los derechos humanos en contra de Julian Assange.

Pese a que pusieron en riesgo su vida en prisión y confinamiento durante más de cinco años en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, en Inglaterra, en una celda de tres por dos metros, en donde lo mantuvieron encarcelado 23 horas diarias, ocasionando el deterioro de su salud física, pero nunca mental, porque se aferró a la esperanza de conseguir su libertad.

Assange periodista australiano-ecuatoriano, fue perseguido por revelar cientos de miles de documentos confidenciales, dejó este lunes la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh en la que permaneció más de cinco años sometido a un terrible sufrimiento. Compareció ante un Tribunal Federal en las Islas Marianas del Pacífico jurisdicción estadounidense, cercanas a Australia y quedó totalmente libre ya que el tiempo de la sentencia a la que había sido condenado la había cumplido en la prisión de Belmarsh.

Un acuerdo de culpabilidad y autoincriminación con la justicia de Estados Unidos le permitió quedar en libertad después de cerca de 14 años de haber sido perseguido por las autoridades estadounidenses por revelar documentos confidenciales que evidenciaron el cometimiento de crímenes de guerra en contra de civiles en Irak y de torturas a personas privadas de libertad en la Base Militar estadounidense de Guantánamo, territorio de la República de Cuba.

Fueron mil 901 días de sufrimiento en una cárcel británica de máxima seguridad. Assange se declaró culpable de «conspiración para obtener y revelar información relativa a la defensa nacional». Según manifestó el jefe editor de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson. Assange llegó a Australia en compañía de su abogado para reencontrarse con su familia, sus dos hijos que lo conocieron en prisión, su padre y esposa lo recibieron.

En una breve rueda de prensa su esposa Stella Assange, quien también es abogada, agradeció por todas las muestras de solidaridad. Julian, que no es para menos, se pudo evidenciar con bastante quebranto en su salud.

Según el acuerdo alcanzado con el Departamento de Justicia, Assange se declaró culpable de un solo cargo por conspirar para obtener y difundir ilegalmente información clasificada. Esta declaración de culpabilidad la realizó el propio Assange en una comparecencia que se realizó este miércoles a las nueve horas locales en un tribunal de las Islas Marianas, según una carta del Departamento de Justicia presentada ante el juzgado.

En el acuerdo judicial fue sentenciado a 62 meses de prisión, equivalentes al tiempo que pasó tras las rejas en Belmarsh. La defensa del fundador de WikiLeaks no dio mayores detalles, para respetar el acuerdo de confidencialidad con la justicia.

La concertación con el Departamento de Justicia no es algo inesperado. El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, había pedido en varias ocasiones a Estados Unidos que concluyera el caso. En abril el presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que lo estaba considerando. Organizaciones que defienden la libertad de prensa durante varios años pidieron la liberación de Assange, y su esposa, Stella lideró una campaña en su defensa de la que participaron varios personajes famosos y políticos.

La rueda de prensa:

«Julian quería estar aquí hoy, pero me pidió que yo lo haga. Necesita tiempo, necesita recuperarse», dijo su esposa en una pequeña sala del East Hotel de Canberra, frente a más de cien periodistas que esperaban a su marido.

«Les pido por favor que nos den el espacio y la privacidad para encontrar nuestro lugar y que nuestra familia pueda ser una familia antes de que pueda hablar de nuevo cuando él elija», imploró la esposa de Assange, de nacionalidad hispano- sueca, agregando que este debía «acostumbrarse de nuevo a la libertad». Ambos se conocieron durante la estancia de Assange en la embajada de Ecuador en Londres (2012 a 2019), periodo en el que tuvieron a sus dos hijos, mientras que el australiano pasó los últimos cinco años en una cárcel británica de máxima seguridad.

«Julian volvió a su casa en Australia», subrayó la cuenta oficial de WikiLeaks, el sitio creado por él y a través del cual publicó en 2010 la mayor filtración de documentos clasificados que pusieron en cuestionamiento el papel de Washington en el mundo al revelar ataques a civiles en Irak y en Afganistán, así como el maltrato de presos en Guantánamo, entre otros temas.

Una larga batalla legal:

La libertad de Assange fue posible gracias a un acuerdo con el Departamento de Justicia de EEUU. que quedó formalizado este miércoles, durante una vista en un tribunal de Saipan, en las Islas Marianas del Norte, en la que se declaró culpable de violar la ley de espionaje estadounidense.

“La libertad de expresión es un derecho que caracteriza a las sociedades plurales y democráticas que cuentan con pleno ejercicio de los derechos fundamentales y humanos. Su promoción favorece que todos los ciudadanos tengan la posibilidad tanto de estar bien informados como de expresar sus opiniones libremente, de forma oral y escrita. También que puedan participar en importantes esferas de la sociedad en igualdad de condiciones”.

Julian Assange es el paradigma de defensa de la libertad de expresión.

Fueron 14 años de persecución política sistemática cargados de tortura psicológica, de detención arbitraria, de confinamiento en una minúscula celda en Inglaterra, del forjamiento de pruebas falsas hasta rayar en el acoso sexual.

Moreno el infame operador político que entregó a Julian Assange:

Julián, de nacionalidad australiana y también ecuatoriana por el Derecho de Asilo concedido por el gobierno del expresidente Rafael Correa Delgado, que posteriormente el expresidente Lenin Moreno, un operador político del gobierno federal estadounidense permitió el ingreso un 11 de abril del 2019 a la policía británica en la Embajada del Ecuador en Londres, en donde consumaron la más terrible violación de derechos humanos del creador de Wikileaks.

El imperialismo estadounidense operó a diestra y siniestra, poniendo en ejecución a toda su estructura de dependencia y subordinación en el Ecuador.

El hilo conductor de la entrega de Assange:

Aitor Martínez, abogado español de Julian Assange, en entrevista concedida a un medio de comunicación digital alternativo, contó cómo fue que el expresidente Lenin Moreno pactó la entrega de Assange.

El 15 de julio del 2019 el ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido viajó al Ecuador y se encontró con Moreno y en agradecimiento por su trabajo agradecerle la entrega casi perfecta de Julian y dice literalmente: “Lenin Moreno quien ama al Reino Unido y en agradecimiento le ha dado un precioso plato de porcelana del Palacio de Buckingham en agradecimiento por su trabajo”.

Trabajo bien hecho, es decir, que Assange costó un plato de porcelana de Buckingham Palace a Lenin Moreno, es lamentable.
Moreno ha sido el operador político más contumaz del imperialismo estadounidense que ejecutó a rajatabla en la región de Latinoamérica y del Caribe su subversión política e ideológica. No sólo que desinstitucionalizó al Ecuador, sino que además cometió violaciones de derechos fundamentales y humanos.

En octubre del 2019 durante varios días de un levantamiento social y popular hubo varias víctimas mortales, personas heridas, juzgamientos extrajudiciales, tortura, persecución política selectiva, se implementó el Lawfare y fakenews con una Policía y Fuerzas Armadas que cometieron excesivo uso de la fuerza denunciado por organismos internacionales de derechos humanos, mediante sendos informes de expertos que permitieron desatar persecución política selectiva en contra de ex coidearios de la Revolución Ciudadana, entre ellos el expresidente Rafael Correa Delgado, el ex vicepresidente Jorge Glas Espinel , que durante siete años sigue como botín político de tres regímenes neofascistas-Moreno, Lasso y Noboa-, detenido de la manera más arbitraria y violatoria del Derecho Internacional, constitucional y en materias específicas de derechos humanos. Actualmente guarda prisión en el Centro de Privación de Libertad de máxima seguridad de nombre “La Roca”.

Es fundamental manifestar y puntualizar que Moreno Garcés, quien actualmente vive escondido en Asunción, Paraguay, ha sido sobreseído de algunos cargos y presunciones de delitos tipificados en el Código Orgánico Integral Penal del Ecuador(COIP), es muy conocida su abierta y descarada injerencia en contra de democracias soberanas de Cuba, Nicaragua, Venezuela Bolivariana y el Estado Plurinacional de Bolivia, en donde abonó al golpe de Estado cometido en contra del expresidente Evo Morales Ayma en noviembre del 2019, concomitante facilitó granadas de gas, municiones al ejército boliviano, que cometió las masacres de Senkata y Sacaba que mantienen en prisión a la exdictadora Jeanine Añez, por el cometimiento de delitos de lesa humanidad.

Un acuerdo con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la Fiscalía se firmó en las Islas Marianas con jurisdicción y soberanía estadounidense en el que Assange se declaró culpable de cargos de conspiración o espionaje por haber revelado o denunciado información confidencial militar; allí se evidenció documentalmente el cometimiento de crímenes denominados de guerra por marines estadounidenses, crímenes de lesa humanidad como determina el derecho internacional que siguen perpetuando la impunidad del erigido gendarme de la humanidad, cometidos en contra de personas civiles iraquíes y afganas.

La libertad de Assange, es el triunfo de la humanidad, del activismo incansable de los derechos humanos en contra de la parafernalia del fascismo y neofascismo que viola derechos fundamentales y humanos, de la libertad de expresión, de opinión, que evidencia que los crímenes de lesa humanidad jamás prescriben a pesar que nadie puede juzgar al gendarme estadounidense.

El jurista ecuatoriano Carlos Poveda integrante de la defensa internacional de Assange manifestó: “dos estrategias de la defensa jurídica de Julian Assange, que es ecuatoriano, presentadas durante dos audiencias de apelación permitieron que EEUU. no haya podido evacuar las mismas y que se forje un acuerdo que permitió su libertad”.

A propósito, también expresó que “un recurso de casación ante la Corte Nacional de Justicia presentado para revocar la sentencia de primera instancia, no resuelto, permite que Julian Assange siga teniendo la nacionalidad ecuatoriana”.

Ecuador involucrado en esta terrible violación de derechos humanos. Lenin Moreno expresidente nefasto del Ecuador; José Valencia ex canciller y María Paula Romo exministra del Interior, escribieron las improntas más nefastas de la diplomacia ecuatoriana.

Respecto a las demandas internacionales manifestó que “se presentó una demanda ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, frente al procedimiento inconstitucional de Lenin Moreno que violó el Derechos de Asilo, que suma otra demanda al Estado ecuatoriano. Similarmente en España, por el delito de cometimiento de espionaje”.

“Julian Assange tiene pendientes demandas al daño infringido por el gobierno ecuatoriano”, durante la nefasta presidencia de Moreno, un injerencista operador político estadounidense.

“Formalizado el acuerdo, Julian no tiene ningún impedimento de cargos para ejercer la libertad de expresión y opinión”.

“La defensa seguirá activando más recursos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por haber infringido violación de derechos humanos en contra de Julian Assange, que necesariamente recaerá en el caso ecuatoriano en contra de Lenin Moreno, José Valencia ex canciller y María Paula Romo, exministra del Interior”.

Julian Assange, durante casi 14 años ha sido privado de su libertad, los últimos cinco años en una prisión de máxima seguridad en el Reino Unido.

Los autores nefastos para el Ecuador y el mundo tendrán que ser judicializados.

El acuerdo ha sido publicitado y publicado. Se formalizó el acuerdo, Julian está en Australia y por ahora tratará de procesar cerca de 14 años de persecución del hegemón estadounidense convertido en el gendarme de la humanidad.

Julian ahora libre seguirá siendo la voz de la libertad de expresión, de un periodismo comprometido con la única verdad de denunciar al mundo delitos y crímenes de lesa humanidad que rayan en la impunidad.

Larga vida a Julian y Wikileaks.

rmh/leg

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….