A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


Si alguna vez me muero…

Por Kintto Lucas*

Para Firmas Selectas de Prensa Latina



Si alguna vez me muero, no será en París con aguacero, será de tristeza. De tristeza por no haber hecho lo que debía, por no haber puesto la mira en un blanco certero. Si alguna vez me muero será de tristeza enamorada, de tristeza globalizada, de tristeza por tantas derrotas y alguna victoria, de tristeza por los que huyen de su tierra y por los que no tienen tierra; de tristeza por los niños que crecen en lugar de seguir siendo niños; de tristeza por quienes creen que un dios los sacará de la tristeza.

De tristeza por los farsantea que hacen política y los políticos que hacen farsa; de tristeza sola y acompañada, de tristeza emborrachada por la noche y por el día, de tristeza esperando abril frente a la playa, o tal vez el viento de septiembre.

Si alguna vez me muero no será con dolor de España, si no con dolor de América Latina, y del mundo también. Si alguna vez me muero será de tristeza, por no haber visto cantar a los ruiseñores, mientras hacían el amor con sus ruiseñoras. De tristeza por los tristes, por los solos, por los muertos y los vivos, por no haber cambiado el mundo y no haber llorado lo necesario.

De tristeza por mi padre, por sus versos de despedida, por los ingenuos que todavía creen en utopías. De tristeza por el naufragio y por los niños en el Mediterráneo.  Si alguna vez me muero no será por miedo, ni por dejar de luchar, ni por dejar de plantar algún árbol, ni por dejar de amar, ni por dejar de escribir, ni por dejar de caminar. Si alguna vez me muero será por el rifle, por la mira, por el blanco y la mirada. Si alguna vez me muero será de alegría, por haber sobrevivido a tanta tristeza.

ag/kl

 

*Escritor y periodista ecuatoriano-uruguayo.