A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


Postre de Quinua

Por Kintto Lucas *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Hay una planta en el Cabo de los Ruiseñores que según dicen llegó de Los Andes. Cuentan además que tiene proteínas, vitaminas, minerales, y qué sé yo cuantas cosas más. Algunos ruiseñores comentan que es un cereal como el trigo, pero no lo es. Otros dicen que es un grano como el maíz, pero no se parece a un grano. Algunas ruiseñoras dicen que es una hortaliza cuando tierna, y un grano cuando madura.

Al fin de cuentas, la quinua, que así la llaman, puede ser todo eso y algo más. Además, y sobre todo, tiene una semilla de suave sabor que da un gusto diferente a cualquier plato, y también una imagen diferente. Es la planta de los dioses, y llevó mucho tiempo poder sembrarla y cultivarla.

Cuando llegaron los ruiseñores a Tierra Negra y se encontraron con esta planta, con esta semilla, recordaron que sus ancestros hablaban de ella en el Aquelarre de Zugarramurdi. Las brujas sembraban esta planta como una semilla sagrada. Alguien la llevó desde Los Andes para salvarla de la guerra y la destrucción. Pizarro y sus amigos, y los amigos de sus amigos, en su intento por destruirla, reemplazaron la quinua por los cereales. Así y todo sobrevivió. En Tierra Negra es alimento principal junto el amaranto y, de a poco fue llegando al mundo.

En las paredes de sus cabañas las brujas tienen pequeños papeles, con recetas traídas de muy lejos unas, de rincones andinos otras, creadas en Tierra Negra muchas. Por su nombre y la combinación llama la atención la receta de Zugarramurdi: un postre de quinua y maduro, con la dulzura de un aquelarre. Dicen las brujas de Tierra Negra, que solo es más dulce hacer el amor sin fin, o sea muriendo de placer.

ag/kl

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.
 
(De su libro Como en Aquelarre, de reciente aparición).