A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z



Kintto Lucas

Lucas, Kintto

Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo. Máster en Estudios Avanzados en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Barcelona. Vicecanciller de Ecuador entre 2010 y 2012 y embajador de Uruguay para Unasur, Celac y Alba en 2013. Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí 1990. Pluma de la Dignidad de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador 2004. Recibió la Condecoración al Mérito en el Grado de Gran Cruz, del gobierno de Perú y el Botón de Oro Ho Chi Minh, de Vietnam.

Ha ejercido la docencia en las especialidades de periodismo y actualidad política y geopolítica e impartido conferencias en diversas universidades, instituciones estatales y organismos internacionales.

Leer más...

Es autor de más de 20 libros, entre estos Rebeliones Indígenas y Negras en América Latina; Mujeres del Siglo XX; La rebelión de los indios; El arca de la realidad –de la cultura del silencio a Wikileaks-; Retratos Escritos; Ecuador Cara y Cruz: del levantamiento del noventa a la Revolución Ciudadana (Tres Tomos); Scheherazade y otros relatos; El Naufragio de la Humanidad / O Naufrágio da Humanidade; José “Pepe” Mujica I labirinti della vita; Realidades y Ficciones. Sobre libros, escritores y lectores; Mercè Rodoreda, Barcelona y el “yo-ciudad”.



Los más leídos  


Me voy a volver… por algunos caminos de la Luna

Por Kintto Lucas *

Para Firmas Selectas de Prensa Latina

 

Lua branca, luna roja

Me fui a volver y me encuentro observando la luna de Quito. Supongo que es la misma luna de otros lugares, no la luna gigante, no la luna roja, no la luna de lluvia, ni la luna de lobos, no; creo que no es la misma luna de otros lares, es la luna de Quito. Pero aquí y allá, y más allá, hay muchas lunas. Hoy vamos a recorrer un mundo de lunas. Pero empecemos con la Lua branca de fulgores y de ensueños a la cual le canta la María Bethania.

De la luna de María Bethania, caminamos hacia Tucumán, en Argentina tierra marcada por una historia de luchas y sufrires varios, de campesinos sin tierra que encuentran en la luna una amiga en quien confiar, esa lunita tucumana es una especie de cómplice en el camino de la vida. Podemos irnos a volver para escuchar al grupo argentino Los Chalchaleros junto a Fito Páez cantar Luna Tucumana.

Si de Tucumán se camina a Buenos Aires, en el camino tal vez podamos encontrar una luna roja como testigo de las idas y venidas que tiene la vida. Una luna roja a la cual le cantó Soda Stereo.

Claro de luna

La luna también se reflejó en la creación del genial músico alemán Ludwig van Beethoven. Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo, Beethoven. La luna era en la música de Beethoven como un mensaje del silencio, la luna era una poesía del silencio. Y pensando en el silencio y en la luna, escribió en 1801 la Sonata para piano #14, más conocida como Claro de Luna, que podríamos irnos a volver para escuchar ahora en la interpretación del pianista argentino Daniel Barenboim.Luego podemos seguir con Claro de Luna de fondo mientras escuchamos al escritor ecuatoriano Edgar Allan García leer una partecita de su cuento Luna Llena.

Silencios

Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo, decía Beethoven. Pero el silencio, como la luna, a veces tiene sus propios sonidos. Tal vez podríamos irnos a volver para escuchar a Simon y Garfunkel interpretar los sonidos del silencio.De esa interpretación ir a escuchar los sonidos de otras lunas, ir a España en búsqueda de lunas nuevas, en busca de lunas viejas, de lunas tristes y alegres, republicanas, lunas de todos. Lunas que se reflejan en guitarras y poemas.

Pero esta luna que encuentro ahora es una luna triste de tristeza dulce, triste por la muerte de un niño. Esta luna, en el Romance de Federico García Lorca, es una señora de la muerte. Entonces puede ser un momento para escuchar al español Joan Mora recitar Romance de la Luna, de Federico García Lorca. O escucharla hecha canción por Camarón de la Isla.

Reflejo de luna

Vamos y venimos de la luna. De la luz de la luna, de la sombra, de la luna del reflejo de la luna, de la oscuridad de la luna. Seguimos por los caminos de España para encontrarnos con la guitarra de Paco Lucia interpretando Reflejo de Luna. De Paco de Lucía vamos al encuentro de otro español, vamos al encuentro de Miguel Hernández. A la luna venidera el mundo se vuelve a abrir dice el poema.  Pero vamos y venimos por los caminos de la luna.

Vamos y venimos por los caminos de la música que se refleja en la luna. Vamos y venimos de la poesía. De la poesía a la luna. De la luna a la vida, de la vida a la muerte. Luna de todo rincón. Luna de México. Luna, del poeta mexicano Jaime Sabines. Luna, luna… de Javier Solis y Chavela Vargas. Luz de Luna, interpretada por Solis o por la gran Chavela: Yo quiero luz de luna para mi noche triste…Podemos seguir en México, y en un instante irnos a escuchar a Pedro Infante decir Deja que salga la luna.

Pájaros bajo la luna

Ahora, pensando en los caminos de otros años y escuchando un bandoneón detrás de los recuerdos, se despiertan sueños, sonrisas, lágrimas y miradas en la rayuela del tiempo, cangrejeando de vez el olvido. Pájaros caminamundos bajo la luz de la luna.

Pájaros a los que algunos siempre quieren cortar las alas. Pájaros como aquello a los que canta el uruguayo Ruben Olivera: estos niños tienen pájaros en la cabeza… Esos pájaros bajo la luna podrían ser hijos de la luna y del sol, como el hijo de la luna al que le canta el grupo español Mecano.

En todo caso, la sombra de la luna ya no existe…/ se escondió tras la ventana del sol, entre el rostro de Chaplín y la retina del amanecer… por eso, me voy a volver…

ag/kl

 

*Periodista y escritor ecuatoriano-uruguayo.