Firmas selectas

Artículos de Opinión, comentarios y análisis

viernes 17 de mayo de 2024

¿El Reino de este Mundo? Haití en medio del caos y la inminente intervención (II Final)

Los hechos recientes

Jouvenel Moïse , presidente de Haití , fue asesinado el 7 de julio de 2021 a la 1 am EDT (UTC−04:00) en su residencia en Port-au-Prince. Un grupo de 28 mercenarios extranjeros, en su mayoría colombianos, fueron los ejecutores, que no los responsables, del asesinato. Más tarde ese mismo día, USGPN (L’Unité de Sécurité Générale du Palais National, o Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional, encabezada por Dimitri Herard) mató a tres de los presuntos asesinos y arrestó a 20 más. Una cacería fue lanzada para “capturar” a otros pistoleros, así como para los “autores intelectuales” del ataque. De los principales guardaespaldas y guardias de palacio de Moïse, “sorprendentemente” ninguno murió o resultó herido en el ataque.

Poco antes de su muerte, Moïse había seleccionado a Ariel Henry para reemplazar a Joseph como primer ministro, pero Henry solo asumió el cargo después del asesinato. Henry se declaró a sí mismo como el primer ministro legítimo después de la muerte de Moïse.
Un grupo de diplomáticos denominado «Core Group», que está integrado por embajadores en Haití de Brasil, la Unión Europea, Francia, Alemania, España y Estados Unidos, además de representantes de la Organización de Estados Americanos y Naciones Unidas, instó a la creación de «un gobierno consensuado e inclusivo». También alentó a Ariel Henry un líder político independiente a formar gobierno quien juró el cargo el 20 de julio de 2021. Ariel Henry había sido denunciado en repetidas ocasiones por el mal uso de cuantiosos créditos petroleros de Venezuela para escuelas, hospitales y otros proyectos sociales, cuando ejercía como Ministro de Asuntos Sociales y del Trabajo (2015 – 2016) y Ministro del Interior (2022 – a la fecha).

Presidentes Haiti

Un partidario de la intervención es el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader. Desde ese país vecino se está llevando a cabo una expulsión masiva de haitianos y dominicanos de origen haitiano. La clase dominante dominicana ha señalado las políticas racistas de inmigración de Estados Unidos como inspiración para su ideología de “anti-haitianismo”

No hay funcionarios electos en Haití.

Mario Joseph, gerente del Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití con sede en Puerto Príncipe, declaró a la Comunidad del Caribe (CONACOM), que la intervención “apoyaría al gobierno de facto no constitucional, corrupto y represivo”. y sofocaría la disidencia legítima”. Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, se hizo eco con entusiasmo a los llamados estadounidenses a una nueva ocupación, sugiriendo que se envíe una “fuerza de acción rápida” a Haití para ayudar a sus “fuerzas de seguridad”.

Sanciones e intervención imperialista

Las sanciones impuestas por Occidente han servido durante mucho tiempo como vehículos de “cambio de régimen” de EE.UU. para promover los objetivos imperialistas, es decir, Cuba, Venezuela, Nicaragua, etc., no para promover los derechos humanos. Las sanciones pueden ser el preludio de una ocupación real, como lo demostró la de 1994 por más de 20 mil soldados de la ONU liderados por Estados Unidos. En décadas pasadas, Washington usó embargos y sanciones para orientar la economía de Haití hacia la agricultura de exportación y para mantenerlo como un refugio de bajos salarios para la explotación capitalista. Más recientemente, la Resolución 2692 de la ONU fue adoptada por unanimidad por el Consejo de Seguridad el 14 de julio de 2023, extendiendo el mandato de la Oficina Integrada de la ONU en Haití (BINUH).

Las ocupaciones militares de los EE.UU.

Como vimos en la primera parte de este artículo, Haití ha sido repetidamente víctima de las ocupaciones militares dirigidas o directamente ejecutadas por Estados Unidos: 1915-1934, 1994-2000 y 2004-2017. Miles murieron en la rebelión de los “Caco” contra la ocupación de 1915. Cada una de ellas reforzó a la elite dirigente haitiana pro estadounidense que se aprovechaba de la explotación del pueblo haitiano. Esto incluyó el apoyo total de Washington a la prolongada dictadura de la familia Duvalier de 1957-1986. Como es ampliamente reconocido en Haití, estas ocupaciones tenían como objetivo reforzar la estructura de clases del Haití de hoy. En 2010, el ejército de Nepal, un componente de las fuerzas de ocupación de la ONU, arrojó heces en un río haitiano utilizado para bañarse y beber, lo que provocó una epidemia de cólera que mató a 10 mil haitianos e infectó a unos 800 mil. Las intervenciones extranjeras en Haití, directas de los EE. UU. o bajo el manto de la ONU, han contribuido siempre a una mayor desigualdad y pobreza, ningún beneficio a cambio.

Invaciones Militares de EEUU

¿Por qué en varias ocasiones califico al pueblo haitiano como “hermano? No es sólo por ser políticamente “correcto”.

Al proclamarse la República de Haití (1804), colonos franceses con sus dotaciones de esclavos arribaron a Cuba por la región oriental, donde se asentaron y desarrollaron su economía cafetalera y cacaotera. Ya para 1805 había 30 mil haitianos en Cuba. En sólo 16 años (1789-1805) la ciudad de Santiago de Cuba recibió 20 mil refugiados franco-haitianos, otros miles se ubicaron en Guantánamo y demás regiones de Oriente y Camagüey. Los franco-haitianos, sus esclavos negros y los mulatos llegados, participaron no solo en el desarrollo económico, cultural y social de la isla, sino que también muchos de ellos tuvieron un rol protagónico en las luchas por la independencia de Cuba.

Desde 1911 un grupo de hacendados cubanos organizó la Asociación de Fomento de la Inmigración cuyo objetivo fue la importación de braceros haitianos y jamaicanos. En el Decreto No. 23 del 14 de enero de 1913 se autoriza la entrada de trabajadores antillanos que serían empleados en las faenas agrícolas. En 1912 la entrada de braceros haitianos ascendió a mil 400, no se reporta en esta fecha entrada de jamaicanos. En el período de 1913- 1921 se reporta 81 mil inmigrantes haitianos y de 1921 al 1959 otros 150 mil (1)
Se estima en cientos de miles la cantidad de haitianos ingresados a Cuba, desde 1791 al 1950. Sus descendientes son entre 668 mil y cerca de un millón de cubanos con sangre haitiana (2)

Los haitianos viven en una pobreza extrema. País rico, pueblo pobre.

Migracion

La pobreza rural es del 75,2 por ciento frente al 40,8 por ciento en las zonas urbanas. (ODM 2013). Más de dos tercios de la fuerza laboral no tienen trabajos formales. De los aproximadamente 11,8 millones de habitantes de Haití, unos 4,7 millones están al borde del hambre aguda, incluidos unos 2,4 millones de niños. El cólera se está extendiendo por la mayoría de los departamentos del país. Más de un tercio de todos los haitianos se enfrentan a una grave crisis alimentaria. En octubre, la ONU informó que Haití alcanzó el Nivel 5 (“catastrófico”) de hambre por primera vez. El salario mínimo es “oficialmente” de $US 4.50 por día, pero prácticamente nadie con empleos informales alcanza en la realidad tal remuneración.

Montanas

Haití tiene un área de 10 mil 714 kilómetros cuadrados y 10 millones 800 mil habitantes, un PIB de $19,93 billones (PPA) y un PIB per cápita de $1,800, entre los más bajos del mundo, sin contar con una extrema desigualdad, y una parte mínima de la población dispone de la mayor parte de esos bien exiguos recursos. Los servicios aportan un 57,3 por ciento al PIB total, la agricultura y la industria aportan el 21,9 por ciento y el 20,8 por ciento respectivamente. La nación exporta principalmente aceites esenciales, prendas de vestir, café, cacao, naranjas amargas.

Haití podría tener significativas reservas de petróleo y gas. Los depósitos auríferos tienen un valor potencial de unos 20 mil millones de dólares., los de cobre y bauxitas pueden ser importantes asimismo. Haití tiene depósitos considerables de caliza para construcción y mármol

Estos recursos, sin embargo, no se aprovechan y Haití importa casi la totalidad de los materiales de construcción que consume, por poner un ejemplo.

Las sanciones de la ONU (y si los miembros no lo aceptan, entonces directamente de los EEUU.) a los «que se portan mal»

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso un “régimen de sanciones” que supuestamente incluía “congelamientos de activos” y “prohibiciones de viaje” a supuestos malos actores, con un embargo limitado sobre la venta de armas a “empresarios corruptos y políticos vinculados a pandillas violentas”. Algunos de estos empresarios y políticos se encuentran entre la clase dominante haitiana pro estadounidense que Estados Unidos ha fomentado y aupado durante décadas, ¡la misma clase que ha llevado a Haití a una miseria catastrófica! Sin embargo, puede presentarse como una alternativa «humanitaria» a la acción militar abierta o encubierta, que nunca se excluye; las sanciones son, en realidad, una intrusión en la soberanía de las naciones pobres y oprimidas por parte de las principales potencias imperiales, principalmente los EE. UU. y las naciones occidentales. Los cubanos lo sabemos, quizás, mejor que nadie.

Actualmente, unos 40 países están sujetos a sanciones principalmente inspiradas por EEUU., todo esencialmente dirigido a imponer los intereses corporativos estadounidenses. En 1994, un régimen de sanciones/embargo patrocinado por Estados Unidos sobre Haití fue el precursor de la ocupación encabezada por Estados Unidos en 1994.

Al momento de escribir este artículo, el 22 de agosto de 2023, EEUU. (y otros países) ha instado a todo el personal estadounidense no esencial a regresar a casa debido a la violencia de las pandillas. Las crisis siempre han sido una herramienta útil y pretexto supremo para la intervención imperialista en Haití. Las numerosas intervenciones solo han traído más miseria para su pueblo, más corrupción y entreguismo de los gobernantes puestos por los invasores al retirarse.

¡EEUU. fuera de Haití! ¡Autodeterminación e independencia plena para el hermano pueblo haitiano!

rmh/jro

Notas

1. Ver Carlos del Toro: “Algunos aspectos económicos del movimiento obrero cubano 1933- 1958” en La República neocolonial Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1976, t.1, p.248. Ver H. Pichardo “Documentos para la historia de Cuba”, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1973, t 2 p. 369.

2. “Sólo en el transcurso de una generación, entre 1912 y 1931, más de un cuarto de millón de haitianos transitaron de una isla a la otra en un trasiego de esclavos de nuevo tipo” (Pérez de la Riva, J., 1979. La república neocolonial, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales.). Raimundo Guillermo Gómez Navia (2018). La Haitianidad en Cuba.

José R. Oro
José R. Oro

José R. Oro Nació en Cuba en 1952. Geólogo de profesión, es autor de cuatro libros y más de 100 artículos especializados en minería, geología, ingeniería y medio ambiente y muchos otros de temas sociales, política y economía. Habla español, inglés, ruso y portugués. Experiencia en el desarrollo de grandes proyectos mineros y de infraestructura en Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Finlandia, Estados Unidos y Canadá. Vive en Connecticut, Estados Unidos. Casado.

Logo de Prensa Latina
Más artículos :

……………………………………………….

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.

……………………………………………….